Noticia del 8-06-2004. Boicot a Valencia


Pasqual Maragall intenta llevarse la Copa América a Barcelona mientras el Gobierno congela el proyecto

8-6-2004 15:15:54

 Maragall mantiene contactos con la empresa ACM; Clos, situó como favorita a Nápoles tras el descarte de Barcelona, negando el apoyo a Valencia.

MADRID/VALENCIA. Pasqual Maragall ha mantenido contactos con Michel Bonnefous, director general de America´s Cup Management (ACM), la empresa suiza que gestiona los derechos de la Copa América para la edición de 2007, a fin de intentar que la sede de la competición se desplace desde Valencia, que fue designada el pasado mes de noviembre, a Barcelona. Fuentes bien informadas aseguran que Bonnefous «se está dejando querer» y que le están intentando convencer de que «Valencia no será capaz de cumplir con los compromisos adquiridos». Al mismo tiempo, se está amagando a ACM con una suculenta oferta de dinero.

Cabe recordar que la designación de sede para la mejor competición de vela del mundo, en la que se dan cita barcos con tecnología que más tarde se aplica a la investigación espacial, aeronáutica y militar, no está sujeta a ningún reglamento, como los Juegos Olímpicos, sino que se ciñe exclusivamente a una puja económica y de servicios y a contratos mercantiles entre la empresa que posee los derechos y la ciudad anfitriona. ACM, llegado el caso, podría esgrimir un incumplimiento de contrato para mudarse a otro sitio. Barcelona, que optó a ser sede y fue descartada en su momento, cuenta con espacio suficiente en su puerto para albergar, sin necesidad de acometer muchas obras, el impresionante despliegue de medios de los participantes. Joan Clos, cuando Barcelona fue eliminada y Valencia pasó el corte y quedó entre las cuatro finalistas, dijo que prefería que la Copa se fuese a Nápoles.

Presiones

Según informaciones a las que ha tenido acceso ABC, Bonnefous está presionando a Rita Barberá y Francisco Camps a fin de que se ponga en marcha el plan de actuación firmado con ACM, bajo la amenaza de desplazar la sede a Barcelona. Pero lo cierto es que el Consorcio Valencia 2007, el encargado de gestionar el evento, está semiparalizado. Ello se debe a que el Estado, cuya representación en el Corsorcio es del 40 por ciento (otro 40 por ciento es de la Generalitat valenciana y el 20 restante del Ayuntamiento), aún no ha nombrado oficialmente a sus representantes y ni mucho menos ha estudiado con las autoridades locales un plan de financiación para hacer frente a las obras y compromisos.

Rodrigo Rato sí diseñó uno junto con Barberá el pasado invierno, pero el cambio de Gobierno ha dejado todo el proyecto en el limbo.

Mientras, el tiempo pasa, los plazos se echan encima y los suizos son seducidos por Barcelona. Estas fuentes interpretan que todo responde a una estrategia netamente política y que existe una conexión Madrid-Barcelona para que el proyecto valenciano se venga abajo por el desinterés del Gobierno socialista. Un desinterés que premiaría a la Cataluña de Maragall frente a una Comunidad Valenciana bastión del PP y que «debe ser reconquistada en 2007» para apuntalar el mapa del poder territorial socialista.

A la espera de Solbes

La alcaldesa de Valencia, Ritá Barberá, se reúne esta tarde en Madrid con el vicepresidente económico del Gobierno, Pedro Solbes, en cuyas manos está en última instancia la designación de los representantes estatales en el Consorcio 2007 y la aprobación o archivo del plan de financiación para el evento.

El desasosiego en Valencia es palpalble entre el cuerpo empresarial y la clase política. La Comunidad Valenciana espera la implicación total y leal del Gobierno para la puesta en marcha de un proyecto que debe suponer un salto cualitativo para Valencia a partir de 2007 y un fabuloso escaparate internacional durante estos años.

La percepción en la Comunidad Valenciana desde el 14 de marzo es de abandono por parte de Madrid. La derogación del trasvase del Ebro, después de diez años de estudios y cuando se estaban haciendo algunas obras en varios tramos, ha sido leído como un agravio. La sensación es de abandono por el cambio de color político y la dejación del Gobierno en la Copa América añade incertidumbre sobre las futuras relaciones con el poder socialista.

Las declaraciones provenientes desde Aragón no han contribuido a atajar esta sensación, sino todo lo contrario. El Gobierno aragonés admite abiertamete que se niega a ceder agua porque ello supondría consolidar a las regiones del sur como gran plataforma económica y turística. Esta idea planea también entre sectores políticos y económicos catalanes, que miran con recelo la competencia del puerto de Valencia (precisamente la infraestructura que debe ampliarse aprovechando el paso de la Copa América) y el emergente eje económico, turístico y cultural formado por Madrid-Comunidad Valenciana y Baleares.

Anuncios

2 comments

  1. primero mi enhorabuena por la pagina esta genial. Menuda vergüenza que el gobierno trate de poner piedras en el camino de las comunidades mas prospearas pujantes e innovadoras de españa Valencia y Madrid. No se que tratan con eso pero desde luego los resultados electorales en ambas hablan por si solos…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s