Mercado Inmobiliario en Valencia


  • Los promotores diagnostican un lento periodo de normalización tras el ‘boom’
  • En la capital, volcada en su fachada marítima, desaparecen sus casas tradicionales
  • La alta demanda de VPO, escasa en la provincia, uno de los factores más preocupantes

LA NUEVA FACHADA MARÍTIMA. Casas de lujo sustituyen a las tradicionales en calles como Eugenia Vinyes o el Paseo de la Malvarrosa.
REPORTAJE: MARIO VICIOSA – JOSE F. LEAL

Actualizado viernes 07/09/2007 20:58 (CET)

CARMELO J. PÉREZ

MADRID.- Suave aterrizaje. Así podría calificarse la situación global del negocio inmobiliario en la capital del Turia. Valencia sigue siendo un referente a nivel nacional en el mercado del ladrillo y, en consonancia con la moderación generalizada que rige en la actualidad, la provincia se hace eco de la ralentización que se experimenta en la subida de los precios. Aunque, como sucede siempre, hay matices a la hora de valorar el alcance de esta ‘toma de tierra’ dada por las cambiantes circunstancias del mercado.

Según los datos que aporta el Colegio de Registradores de la Propiedad, en la Comunidad Valenciana el descenso en las operaciones de compra venta de inmuebles a fecha de marzo del presente año era de un 12% interanual, pasando de 149.569 a 131.966 viviendas nuevas y usadas vendidas en doce meses.

Especialmente significativo es el panorama que respecta a la vivienda de segunda mano. En Valencia se ha pasado de los 95.713 a los 83.409 pisos usados vendidos en un año, lo que supone un descenso de un 13%. La vivienda nueva experimenta el mismo fenómeno, si bien un tanto más atenuado, un 10% de caída en la venta de nuevas promociones.

Benjamín Muñoz, secretario general de la Federación de Promotores Inmobiliarios de la Comunidad Valenciana, prefiere hablar de ‘normalización’. “Lo que no era ‘normal’ es la situación que hemos vivido en los últimos 10 años, con un nivel productivo y de ventas realmente espectacular. Ahora, con la demanda en gran parte cubierta, volveremos a niveles más adecuados a la nueva situación”, comenta.

El Hotel Las Arenas, s�mbolo de la transformación de la primera l�nea de playa de la capital.El Hotel Las Arenas, símbolo de la transformación de la primera línea de playa de la capital.

Más explícitos son los gestores de algunas de las inmobiliarias asentadas en la ciudad, que prefieren, en su mayoría, no ser identificados. “No queremos parecer los malos de la película, pero las cosas no van bien. Sobre todo por el precio del suelo, que en algunas zonas se ha multiplicado por 20 en el último decenio”, explica uno de ellos. “Todo sería distinto si el suelo fuese más barato, el tema de las hipotecas importa menos”, concluye.

En cualquier caso, normalización o franca caída de por medio, estamos en un periodo de cambios, y estos se prevén lentos en su consolidación, como todo en este sector. “Podría valer para ilustrarlo el símil que he leído recientemente: la normalización del sector llevará su tiempo; será como un portaviones que, con destino a Valencia, comienza a frenar desde Palma de Mallorca. Pero eso es lo normal en este negocio. Los promotores están preparados, con gran experiencia y unas cuentas muy saneadas para afrontar el futuro. Nos esperan algunos años de cierto vaivén, pero la provincia sigue teniendo potencial suficiente para afrontar el futuro”, insiste Muñoz.

De hecho, comenta, la patronal comienza ya a diversificar sus unidades de negocio para adecuarse al nuevo horizonte: “Son muchas las empresas ya que han dirigido su mirada hacia nuevos mercados emergentes, y que están consolidando su presencia, por ejemplo, en el Norte de África, Portugal, Polonia o Croacia”.

Las casas costeras tradicionales dan paso a car�simas promociones de adosados unifamiliares.Las casas costeras tradicionales dan paso a carísimas promociones de adosados unifamiliares.

El negocio tiene nuevas perspectivas

La excepción en este panorama que tiende a la normalización viene marcada por el mercado de inmuebles destinados a oficinas, en el que Valencia se sitúa entre las 50 ciudades de todo el mundo en el ranking de las mayores subidas en los costes de ocupación entre abril de 2006 y marzo de 2007. El incremento interanual de costes fue del 25,3 % en este periodo, lo que le sitúa en el vigésimo puesto a nivel mundial según el estudio comparativo semestral Global Market Rents, realizado por la consultora inmobiliaria internacional CB Richard Ellis.

Otro de los sectores con pujanza aún en la actualidad es el de compra de inmuebles por parte de inmigrantes, un terreno que «será aún más activo cuando las siguientes generaciones de los que ahora han llegado precisen a su vez de adquirir su propio inmueble», según los promotores valencianos. En la actualidad, las inmobiliarias constatan que el producto más demandado por los inmigrantes son las viviendas usadas, ubicadas en barrios antiguos como Ruzcafa, por poner un ejemplo de zona revitalizada tras su llegada.

Todo ello obligará a considerar nuevas zonas de expansión aledañas a la capital, dado que “Valencia ciudad está en fase de ser terminada, con el plan de ordenación prácticamente cubierto. No es posible señalar una zona en concreto, pero sí está claro que el futuro pasa por el área metropolitana en toda su extensión”, explican desde la Federación de Promotores. Estas áreas naturales de expansión podrían concretarse, según otras fuentes consultadas, en el entorno de la Ciudad de las Artes y las Ciencias y, actualmente, en la corona metropolitana de la capital y las poblaciones aledañas a ésta. “Básicamente, en aquellos lugares donde el metro y los servicios ferroviarios de cercanía llegan”.

También en el compendio de nuevas perspectivas se encuentra la construcción de viviendas protegidas en la provincia. Varios promotores reconocen que en la actualidad tanto el número de inmuebles como el interés por su puesta en marcha son escasos. La solución viene dada desde el ámbito legal, tras la reciente aprobación de “una significativa reserva de suelo para este tipo de edificaciones en cada nuevo asentamiento que se urbanice”. Además, el menor ritmo al que se verán sometidos otros tipos de construcciones favorecerá que «aunque no sea un refugio para los constructores, sí que se habrá un mayor interés por nuestra parte, dado que es una vivienda con salida garantizada, a pesar del menor margen de beneficio», consideran varios promotores.

Un proyecto puntero en la consolidación de la VPO es ‘Sociopolis’, emplazado en la pedanía de La Torre, al sur de la capital, con la intención de implantar casi 3.000 viviendas protegidas, tanto en régimen de venta como de alquiler, constituyéndose así en una novedosa apuesta por la vivienda asequible del más actual diseño.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s