La F1 del aire llega a Valencia


Tal y como adelantamos en éste blog en agosto de 2007, la F1 del aire llega a Valencia desde Barcelona, ciudad donde se realizó la prueba el pasado año y que consiguió una asistencia de un millón de personas durante los tres días de la prueba. El mes elegido es Septiembre, para no solapar la F1.

La Fórmula 1 del aire está a un paso de celebrarse también en Valencia. El Ayuntamiento, junto con la Generalitat, ultima la negociación para que la ciudad acoja este año una de las carreras de la Red Bull Air Race World Series, en concreto en las playas del Cabanyal y la Malvarrosa.

Será una de las grandes atracciones turísticas del año, en caso de que fructifique el acuerdo. Fuentes cercanas al gobierno municipal indicaron que el coste ronda el millón de euros y que el evento aéreo se desarrollaría durante tres días.

Valencia no es la única ciudad que quiere la sede de una de las diez carreras previstas para este año. Las mismas fuentes hablaron de Bilbao y Sevilla, además de Barcelona, que ya acogió una en 2006. Entonces acudieron un millón de personas a las playas de la capital catalana, lo que da idea del enorme tirón turístico de estas carreras.

Red Bull hizo público el miércoles el calendario de 2008, con la incorporación a última hora de Estocolmo. Las ciudades seleccionadas han sido Abu Dhabi, San Diego, Detroit, Estocolmo, Rotterdam, Londres, Budapest, Oporto y Perth.

En la web de Red Bull aparece una ciudad a determinar en España, aunque todo apunta que será Valencia. Las fechas elegidas para esta carrera son el 27 y el 28 de septiembre, aunque los entrenamiento se realizan unas jornadas antes.

Con esta previsión, que se hará oficial de manera inminente, no se solaparán ni con la construcción del circuito de Fórmula 1 en el puerto ni con el Gran Premio de Europa de Automovilismo, el próximo 24 de agosto. La primera negociación hablaba de “mayo o junio, aunque las fechas venían muy justas para que no molestaran las obras de urbanización en la marina del puerto”.

Las mismas fuentes apuntaron que la logística de la prueba necesitará parte de la marina de la Copa América, aunque el espectáculo para el público se centrará en las playas citadas. El propósito es que sea gratuito y con el mejor acceso posible desde el paseo marítimo.

El antecedente más próximo es el Festival Aéreo Ciudad de Valencia, que en su última edición acogió a 150.000 personas en la playa de la Malvarrosa el pasado octubre. “El pasillo aéreo garantiza que no haya ningún problema.” Las avionetas pueden llegar desde cualquier aeródromo cercano.

Según la información facilitada por Red Bull, cuatro millones de espectadores siguieron en 2007 las diez carreras en otras tantas ciudades. Aunque el dato más llamativo es la audiencia televisiva conseguida, al llegara a los 400 millones de espectadores.

Doce pilotos se juegan literalmente la vida a velocidades que alcanzan los 400 kilómetros por hora en pequeños monoplazas pintados de vivos colores. Con la referencia de pilones hinchados con aire, giran en maniobras endiabladas para lograr los máximos puntos.

No obstante, el espectáculo no acaba ahí. Por ejemplo, en Barcelona sobrevoló la ciudad uno de los míticos bombarderos B-25 y en una de las calles próximas a la playa se celebró también una peculiar carrera entre una avioneta y uno de los coches de Red Bull participantes ese año en el rallye París-Dakar.

Son sólo algunos de los elementos de una fiesta del motor que puede suponer para Valencia un nuevo gancho turístico. Se trata de una de las “sorpresas” que guardaba el Consistorio para devolver la vida a la dársena y atraer a miles de personas a las playas, al igual que ocurrió con la última edición de la Copa América.

Antes de septiembre, incluso para las próximas fiestas falleras, se espera facilitar la reapertura de restaurantes ahora bloqueados por las obras del circuito urbano. Así lo adelantó la alcaldesa Rita Barberá tras el último consejo del Consorcio Valencia 2007, donde se decidió asumir la gestión de la marina a la vista del parón de la Copa América por el litigio que mantienen desde hace meses el BMW Oracle y el Alinghi en un tribunal de Nueva York.

Otra de las iniciativas que se maneja para la dársena este año es la cesión de un espacio para el espectáculo Cavalia. En este caso, apuntaron las mismas fuentes, no supondría ningún coste, aunque el acuerdo no se ha cerrado con la empresa.

Este espectáculo se celebra en una carpa con capacidad para 2.000 espectadores, que semeja un gran castillo con cuatro torres a más de 30 metros de altura. En el interior, medio centenar de caballos compiten para agradar al público.

Mientras se negocian ambos eventos, el Consorcio mantiene las competencias sobre la limpieza, mantenimiento y seguridad en el recinto. Hasta el 1 de junio, gran parte del perímetro estará levantado y con zanjas por las obras de urbanización del circuito urbano.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s