Valencia remata la fachada litoral con un delta verde y rascacielos


La unión de Valencia con el mar ya tiene diseño definitivo. La alcaldesa, Rita Barberá, presentó ayer las líneas maestras para el desarrollo de los 400.000 metros cuadrados del programa de actuación urbanística (PAI) de El Grau, que remata el Jardín del Turia y la conexión del casco urbano con la dársena interior del puerto. “Un espacio moderno en el que trabajar, vivir y disfrutar”, según lo describió el arquitecto valenciano José María Tomás, que ha trabajado durante el último año en la fusión de las propuestas ganadoras del concurso internacional para diseñar la nueva fachada marítima de Valencia. De la fusión de las ideas de los arquitectos Jean Nouvel y del despacho alemán GMP, que ganaron el concurso en marzo de 2007, nace un gran delta verde surcado por canales navegables que une la ciudad a la fachada litoral y elimina las barreras que aíslan al barrio de Natzaret de la Malva-rosa.

Para ganar el máximo de espacio verde, Tomás ha concentrado la edificabilidad de las 3.000 viviendas previstas en una serie de rascacielos que ganan en altura a medida que se acercan al mar, donde una torre “singular” de 50 alturas se alzará como cierre de la integración de la dársena del puerto y el final del Jardín del Turia en la ciudad. El delta verde se erige como “elemento organizador” del espacio, de edificación abierta y dispersa que busca “desdibujar” el límite entre la ciudad actual y el nuevo parque urbano, de las dimensiones del de Viveros. En las zonas verdes se integran las áreas residenciales y también equipamientos y servicios. El diseño presta también especial atención a la integración de los poblados marítimos, con soluciones de “cirujía urbana” en la zona de Natzaret próxima al viejo cauce y en la de unión del PAI con la avenida del Puerto, según explicó Tomás. El arquitecto también destacó la conexión de los barrios a través del puente de Astilleros -peatonal y para el tráfico local- y el de Serrería. Con el desarrollo del PAI de Moreras II al otro lado del viejo cauce se creará un eje viario que atravesará el nuevo bosque urbano para enlazar con la dársena y la Malva-rosa. En esa vía desembocan también las prolongaciones del Paseo de la Alameda y de la avenida de Francia, que no llegarán hasta el mar para preservar del tráfico el final del delta verde, y que forman parte del circuito de fórmula 1. Esta infraestructura no estaba prevista en el concurso internacional y el diseño de Tomás intenta reducir su impacto.

Barberá no ahorró calificativos para describir su satisfacción con el diseño del PAI, la “transformación más importante, de mayor dimensión y belleza” pendiente en Valencia. Es un proyecto “moderno, audaz”, afirmó la alcaldesa. A la presentación asistió también la portavoz socialista, Carmen Alborch, quien mostró su confianza en que el PAI será “muy positivo” para la ciudad.

Anuncios

One comment

  1. En mi opinion , es una de tantas cosas futuristas y de demostracion de progreso sostenible , con las cuales parece que Valencia esta tomando conciencia del papel que tiene que desempeñar , tanto en España , como en Europa. Cuanto antes se realizen estos proyectos mucho mejor , para nuestra ciudad .

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s