El coste de construcción de la Ciudad de las Artes se elevará a 1.300 millones con el Ágora


Coincido plenamente con el análisis del crítico diario Levante sobre la situación de la Ciutat de les Arts i les Ciencies y sobre la futura construcción de l´Agora.

Me gustaría añadir que, nunca en mi vida he visto en ninguna ciudad del mundo un puente tan antiestético y horrible como el que recientemente se inaugurará en la ciudad de Valencia. Parece que Calatrava, lejos de mejorar arquitectónicamente con los años, empeora. Aunque en algo sí está mejorando, el robar dinero de las arcas públicas. Aunque pensandolo mejor, creo que el acto de tomar dinero con beneplácito del asaltado no se le llama robo. En fín, investigaremos a ver.

Víctor Romero, Valencia
Fabricar la imagen de la postal que representa a la ciudad de Valencia por todo el mundo no ha salido gratis. Joaquín Maudos, investigador del IVIE y profesor de Ciencias Económicas de la Universitat de Valencia, anunció ayer que el coste de construcción de la Ciudad de las Artes y las Ciencias se habrá elevado a 1.300 millones de euros (216.190 millones de las antiguas pesetas) cuando hayan finalizado las obras del Ágora, último elemento diseñado por el arquitecto de Benimàmet Santiago Calatrava cuyo presupuesto inicial es de 44 millones de euros.
Acompañado del director general de Proyectos, José Luis Villanueva, Maudos presentó ayer el último informe del Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas sobre el impacto económico y el análisis de coste-beneficio de 2007 de Cacsa. Ambos defendieron la rentabilidad social del proyecto y sus efectos positivos sobre la economía regional y señalaron que el año pasadolos visitantes del complejo generaron un gasto turístico de 204,4 millones de euros. Cacsa obtuvo en 2007 unos ingresos por su actividad de 40,5 millones de euros que sin embargo no le permitieron cerrar el ejercicio con beneficios. Un año más, la cuenta de pérdidas y ganancias de la Ciudad de las Artes refleja un saldo negativo de 62,7 millones de euros algo más de 15 millones más que el año pasado, según figura en la memoria de gestión publicada anteayer por la Conselleria de Economía. Ello ha obligado a la Generalitat a inyectar 116 millones de euros de capital para equilibrar la situación patrimonial de la empresa pública y evitar que entre en causa de disolución.
Preguntado ayer en rueda de prensa sobre si podría haberse alcanzado un impacto inducido similar con un mayor control de gasto y una menor inversión, Villanueva se limitó a comentar que “los arquitectos” tienen a realizar modificaciones en los proyectos que encarecen las obras y que no concoce ningún gobierno autonómico que finalice un proyecto sin incrementos sobre los presupuestos iniciales. Se refería, sin citarlo, a Santiago Calatrava. El director de Proyectos insitió en que “la rentabilidad social del proyecto está ampliamente justificada” y relató el informe del IVIE que concluye que la inversión efectuada ha tenido un efecto inducido sobre la renta regional de 1.200 millones de euros, mientras que el gasto turístico se ha traducido en un impacto en la renta de 107,1 millones de euros.
4,2 millones de visitas
La Ciudad de las Artes recibició el año pasado un total de 4,2 millones de visitas (246.256 más que en 2006). El 78,37% de los visitantes procedían de fuera de la Comunitat Valenciana y un 32,40% fueron extranjeros, que según Maudos y Villanueva tienen un mayor nivel de gasto. La metodología del informe del IVIE se basa en la realización de encuestas a una selección de los visitantes y en el cruce de datos económicos de la propia Cacsa, según apuntó el investigador del IVIE. Villanueva y Maudos apuntaron que la Tasa Interna de Rentabilidad de Cacsa es del 7,32%, “por encima de la inflación”, señaló el economista. Villanueva abundó en el carácter de Cacsa como “motor de crecimiento económico y creación de empleo”. Cifró en 41.419 los empleados generados de manera directa o indirecta por Cacsa y dijo que el complejo es “símbolo de dinamización y modernidad”.
El portavoz de Grandes Proyectos del PSPV, José Camarasa calificó de “obsceno” el coste de 1.300 millones de euros, denunció un 500% de sobrecoste y dijo que con esos excesos “se podría haber hecho frente a las necesidades sanitarias educativas y de atención a mayores” de toda la Comunitat. Camarasa acusó al jefe del Consell Francisco Camps se tener una “actitud sumisa” con los “caprichos y megalomanía” de Calatrava, “incapaz de ajustarse a los proyectos contratados”.

Fuente: Diario Levante

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s