Las 10 verdades sobre el Cabañal


Las 10 verdades de El Cabanyal

09 ABR 2010 13:42. ElMundo.es

Por Vicente Ferrer Molina.

1.- La unión del casco viejo de Valencia con el mar a través de una gran avenida es una vieja aspiración de la ciudad que ya ha cumplido un siglo. La envergadura del proyecto y la falta de financiación ha impedido que éste sea hoy una realidad. Es en la fase final de esta obra, en el momento en el que las máquinas llegan al barrio marítimo de El Cabanyal, cuando ha estallado un conflicto con clara raíz política.

2.- El PSOE apoyaba esta obra hasta que llegó Rita Barberá a la Alcaldía. En 1988, los mismos socialistas que ahora tratan de abortarla a toda costa calificaban el proyecto de ‘irrenunciable’.  

3.- El plan protege 550 edificios, sólo permite levantar, en los escasos nuevos espacios creados, construcciones de un máximo de cinco plantas y exclusivamente de VPO. Contempla además una regeneración del barrio, con la creación de aparcamientos subterráneos, colegios y otros servicios públicos. No estamos ante una operación especuladora ni ante un pelotazo urbanístico. Si así hubiera sido, las obras estarían terminadas hace tiempo.

4.- Los derribos previstos afectan a inmuebles de escaso valor. Hay que tener en cuenta que el barrio es obra de los pescadores de la ciudad, gentes humildes en su mayoría que no tenían posibilidad material de construir edificios que merezcan ser preservados por sus especiales valores arquitectónicos. Los defensores de que no se toque una piedra pueden apelar a valores sentimentales, pero no a hechos objetivos. De cualquier forma, y para afectar lo menos posible a la trama urbana, el Ayuntamiento ya previó que la avenida perdiera decenas de metros de amplitud a su llegada a El Cabanyal.

5.- Desde 1995, el PP se ha presentado a los comicios con este plan en su programa electoral. Desde entonces ha ganado todas las convocatorias. Más aún, el PP ha ganado con mayoría absoluta en el propio barrio marítimo.

6.- Los tribunales de Justicia han avalado hasta ahora todas las actuaciones en El Cabanyal. En total, el Ayuntamiento acumula una docena de sentencias favorables, entre ellas, varias del Tribunal Supremo.  

7.- Titulares como los que se ven estos días del tipo ‘Un barrio en pie de guerra’ son, sencillamente, falsos. El Cabanyal tiene 20.800 habitantes. En las protestas se han manifestado apenas unas 200 personas, de las cuales, la mayoría no son vecinos de la zona, como ha quedado demostrado, entre otras cosas, por la filiación de los detenidos tras los incidentes.

8.- La Orden ministerial con la que el Gobierno pretende paralizar las obras alegando que hay expolio es una farsa. Una decisión así no tiene precedentes en nuestro país. Incluso denuncias avaladas por la Unesco contra el daño causado al patrimonio en otras ciudades españolas no han merecido esa posición de fuerza del Ministerio de Cultura. Desde luego, el Gobierno no movió un dedo hace unos meses cuando en Barcelona se inauguró el Hotel Vela, de 27 plantas, ubicado a menos de 100 metros de la playa (algo prohibido por la ley de Costas), previo derribo de varias construcciones de las de ‘toda la vida’ y pese a las protestas vecinales.

9.- El único interés del Gobierno en este caso es político, porque cree que es un asunto con el que puede desgastar al PP, dentro y fuera de Valencia. Sólo así se entiende que un presidente como Zapatero, partidario de descentralizar y dar poder a las administraciones más cercanas al ciudadano, use puño de hierro contra una decisión que es claramente de competencia municipal o, a lo sumo, autonómica. El mismo presidente que avala un Estatuto para Cataluña que casi es la promulgación de una Constitución, impide acabar una avenida en Valencia deseada por la amplia mayoría de sus ciudadanos. Es más, reto públicamente a Cesár Antonio Molina, antecesor de González-Sinde en el Ministerio de Cultura, a desmentir que recibiera en su día presiones de La Moncloa para aprobar la descabellada declaración de expolio que mansamente ha firmado su sucesora.

10.- La algarada callejera montada estos días en El Cabanyal carece de justificación en cualquier caso. El derribo de las casas está avalado por orden judicial y los inmuebles afectados se encuentran fuera de la zona declarada de protección.

Anuncios

2 comments

  1. que fácil es hablar cuando dicha prolongación no te afecta a ti, me gustaría que vieras mi casa (planta baja, primer piso y buhardilla) para que veas el escaso valor que tiene!!!, solo eres mas que un listo que habla de cosas que cree que sabe!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s