Historia

Le Monde sostiene que el idioma valenciano se habla en Lleida, Andorra y parte de Aragón


“Le Monde” sostiene que el valenciano se habla en Lérida, Andorra y parte de Aragón.

Un estudio sobre los nacionalismos en España rebate las tesis tradicionales del catalanismo

VALENCIA.- El diario francés “Le Monde” se ha acercado al fenómeno del nacionalismo en España con un insospechado análisis que rebate las tesis tradicionales del catalanismo, y que desmonta algunos de los preceptos habitualmente empleados en la defensa de la preeminencia de la denominación del catalán sobre el valenciano, rompiendo así con la corriente de pensamiento único que rodeaba a esta cuestión.
En un artículo de Cécile Chambraud, corresponsal en Madrid del diario francés, la periodista se preguntaba si el valenciano “¿es una variante del catalán o bien una lengua de por sí?”. Una pregunta a la que responde en el propio artículo al darle carta de naturaleza como lengua cooficial en España en un mapa identificativo

El reportaje, titulado ¿Cuántas naciones tiene España?, pretende ser una aproximación al “aumento del nacionalismo y “la discusión de los Estatutos catalán y vasco”.

Pero con todo, el aspecto más sorprendente del artículo es el referido a la presencia del valenciano como idioma propio y diferenciado en el contexto estatal. Rompiendo con el tradicional tratamiento que se ha dado en los medios extranjeros a la lengua de Ausiàs March y Joanot Martorell, la periodista de “Le Monde” y el diario optan por llamar valenciano a lo que en las clases de Filología de la universidad de valencia se denominaría “catalán occidental”.
De este modo, “Le Monde” dice que el valenciano se extiende desde Andorra hasta el norte de Murcia, e incluye parte de Aragón y de las provincias catalanas de Lérida y Tarragona. En virtud de esta nomenclatura, en el mapa de las lenguas cooficiales de España, además del gallego, euskera y catalán, se reconoce al valenciano como lengua propia y se defiende su campo de extensión por toda la franja occidental de la zona bilingüe de la antigua Corona de Aragón. Así, el rotativo galo circunscribe lo que denomina catalán sólo a la parte oriental de Cataluña y Baleares.

Fuente: Article publié par Cécile Chambraudle, le 08 Mars 2006. Le Monde.

“El Mundo” edición valencia 2-4-2006.

Todo esto ya fue adelantado por nuevacorriente en su artículo “¿Valenciano o catalán?” del mes de noviembre, el cual trascribimos de nuevo. Un análisis en profundidad y objetivo sobre las diferencias y similitudes del catalán y valenciano.

¿Es el valenciano una lengua o un dialecto? Esta es la pregunta que ha ocasionado y ocasiona el llamado conflicto lingüístico que existe en Valencia. La polémica comenzó en el siglo XIX y se recrudeció con la transición democrática de finales del siglo XX. Hoy el conflicto perdura, aunque no con la intensidad que lo hacia en la década de los 80.

El caso valenciano-catalán no es el único que plantea problemas. Existe en Europa casos similares como el flamenco. Sin ir tan lejos, en España tenemos el ejemplo de la lengua gallega y portuguesa que nos puede ayudar en nuestro caso. ¿Es el gallego una lengua o un dialecto del portugués?

Para intentar desvelar el problema es necesario hacer una referencia a la terminología. Qué se entiende por dialecto, por lengua, por normalización, por lingüística…El hecho de que un pueblo se exprese en un determinada forma de hablar indica que existe una lengua. Pero ¿la lengua es igual o idéntica a la lingüística o esta es simplemente un factor o pilar que fundamenta la existencia de una lengua?. ¿Para la configuración de una lengua hay que tener en cuenta otros factores como el histórico, el social o el literario o basta únicamente con el factor lingüístico?

Desde un punto de vista de los defensores de la “unitat de la llengua” solo hay que acudir a parámetros estrictamente lingüísticos uniendo el concepto de lengua con el concepto de lingüística. Esta se encarga de la gramática que conforma una lengua. No se tiene en cuenta en absoluto otros parámetros. Sin embargo esta postura es rebatida por otros lingüistas europeos. Pryde J.B afirma “son numerosos los criterios para demarcar los límites entre lenguas o entre dialectos”. Es decir “las diferencias entre las lenguas y los dialectos estrechamente relacionados, son en su mayor parte, políticas, culturales, más que lingüísticas” como dice Lyons, John. Esta parece ser la corriente mayoritaria entre los lingüistas.

Analicemos pues los otros factores que configuran la existencia de una lengua. En primer lugar el histórico. En la península Ibérica durante la dominación árabe se consolidaron los dialectos de la lengua latina. En el lado occidental el gallego, en el central el castellano, y en el oriental el valenciano. La tesis catalanista de que el catalán fue llevado a Valencia y Mallorca con el rey Jaime I ha demostrado ser errónea.

El árabe Ibn Sida que murió en Denia en 1066 se disculpaba de los errores cometidos en su obra ya que estaba rodeado “de personas que hablaban romance”. Antes de la llegada del Conquistador ya se hablaba una lengua romance que posteriormente se llamara valenciano. Por otro lado y de acuerdo con las fuentes históricas la repoblación cristiana apenas supero el 3% siendo imposible que esa pequeña población de repobladores impusiera una lengua y más cuando se encontraban divididos en aragoneses, catalanes y franceses.

Valencia nunca ha estado unida políticamente a Cataluña. El Reino de Valencia se regía por sus propios fueros diferentes de los otros territorios de la Corona de Aragón. Por tanto desde un punto de vista político e institucional Valencia y Cataluña desde hace 700 años han constituido dos realidades distintas. Este es un factor clave en la diferenciación entre el gallego y portugués. El hecho de que Galicia y Portugal pertenezcan a realidades políticas diferentes ha sido crucial para que ambas lenguas se consideren distintas. Aquí no ha mediado un factor lingüístico sino un factor político.

Un elemento sólido e identitario del valenciano es sin duda la literatura que ha aportado. El siglo de oro valenciano fue desarrollado casi en exclusiva por autores valencianos. Y hay unanimidad entre los autores de la época en afirmar que escribían en lengua valenciana. El clásico valenciano autor de Tirant lo Blanch, Joanot Martorell dice “no solament de la lengua anglesa en portuguesa. Mes encara de portuguesa en vulgar valenciana”. Un poco más tarde el autor universal del Quijote también menciono el valenciano como lengua “la valenciana, graciosa lengua”. Por contra el catalán hasta 1900 se le consideró un dialecto del provençal y fue en 1959 cuando la Real Academia Española rectifico su definición de catalán.

La transformación que experimentó el catalán de dialecto a lengua supone la exteriorización de una nueva realidad: el nacionalismo. Fueron los catalanohablantes los que reivindicaron que su habla tuviera la calidad de lengua. Aquí entra a escena el factor social y cultural. La lengua la crean los usuarios de la misma. Los usuarios catalanes decidieron que el catalán ya no era dialecto. En el caso valenciano la mayoría de los valencianohablantes –un 64%- considera su lengua distinta a la catalana, de acuerdo con la encuesta del CIS de 2004. Respetemos, también, la voluntad de los valencianos.

El argumento estrella de los defensores de la unidad de la lengua es que catalán y valenciano son una misma lengua pero el valenciano es una variable, un dialecto. Por tanto habría unidad lingüística. Pero desde esta perspectiva y con los datos históricos y literarios que poseemos…no sería más correcto preguntarse ¿es el catalán un dialecto del valenciano? En todo caso las tesis unionistas no se sostienen porque valenciano y catalán mantienen muchas diferencias estructurales, fonéticas, morfológicas etc.

No existe por tanto unidad lingüística aunque es evidente que el catalán y valenciano son lenguas hermanas pertenecientes a un mismo sistema lingüístico pero no idéntico. Como pertenecen a un mismo sistema el gallego y el portugués pero ambas se las considera lenguas distintas.

La solución es hablar el valenciano de nuestros padres, mantener viva las formas valencianas aunque sean consideradas incultas en ciertos despachos e instancias bien remuneradas. Rechazar otras palabras “cultas” distintas a las valencianas. La lengua culta la construye el pueblo y no las academias.

____________________________________________________________________________

Espagne, combien de nations ?

Cécile Chambraud

LE MONDE | 07.03.06 | 14h01 • Mis à jour le 07.03.06 | 14h01

Le drapeau espagnol doit-il continuer de flotter sur la forteresse de Montjuich, qui surplombe Barcelone ? Les Catalans forment-ils une nation ou une nationalité ? Les Basques ont-ils un droit à l’autodétermination ? Le valencien est-il une variante du catalan ou bien une langue à part entière ? Les régions espagnoles auront-elles, toutes, la maîtrise de la moitié de l’impôt sur le revenu et de la TVA récoltés sur leur territoire ? La connaissance du catalan est-elle un devoir pour les citoyens vivant en Catalogne ?

Ces questions et mille autres, parfois byzantines, parfois sonnantes et trébuchantes, occupent, depuis plusieurs mois, presque entièrement le débat politique espagnol. Et parfois aussi la rue : le 18 février, une centaine de milliers de personnes ont ainsi défilé dans les rues de Barcelone en scandant : “Nous sommes une nation, nous avons le droit de décider.” Car, sous la pression, notamment, des nationalismes catalan et basque, qui ont connu une nouvelle impulsion ces dernières années, l’Espagne a entrepris, depuis un an, une révision complète de l’articulation de ses territoires et des règles qui régissent leurs relations avec l’Etat.

Le président du gouvernement, le socialiste José Luis Rodriguez Zapatero, a encouragé le mouvement vers ce qu’il appelle l’“Espagne plurielle”. L’éventualité de la fin du terrorisme au Pays basque et d’un débat sur l’avenir juridico-politique de cette région contribue à accentuer le caractère conflictuel de la question territoriale.

Pour un oeil français, accoutumé à la symétrie et à l’ordonnancement raisonné, l’Espagne plurielle, c’est déjà maintenant : l’“Espagne des autonomies”, telle que l’a inventée la Constitution de 1978, est l’assemblage de dix-sept régions et de deux villes autonomes (Ceuta et Melilla, enclavées au Maroc) – dirigées par des gouvernements et des Parlements régionaux – aux prérogatives différentes, aux degrés d’autonomie variés, aux quatre langues co-officielles, en plus du castillan. Ces collectivités se sont constituées volontairement dans la seconde moitié des années 1970, lors de la transition démocratique, après la mort de Franco. Chacune est régie par un statut, élaboré par ses élus puis ratifié par le Parlement espagnol. Ce sont ces statuts qu’il est aujourd’hui question de modifier, à l’initiative des régions concernées.

Une douzaine de régions, pour l’instant, sont demandeuses. L’une des premières à entreprendre la révision de son statut a été la Catalogne. Sa volonté était sur la table depuis que, en 2003, le parti nationaliste de centre droit Convergence et union (CiU), dont le chef de file, Jordi Pujol, dirigeait la région depuis 1980, a été supplanté par une coalition de gauche dirigée par le socialiste Pasqual Maragall. Le nationalisme de celui-ci ne le cède en rien à celui de CiU. Son alliance avec les indépendantistes d’Esquerra republicana de Catalunya (ERC) s’est fondée, justement, sur l’objectif de réformer l’Estatut de 1979, pour augmenter les compétences et les ressources propres de la Catalogne et pour renforcer son identité politique, à l’intérieur de l’Espagne comme à l’extérieur, notamment au sein de l’Union européenne.

Alors dans l’opposition, et prenant le contre-pied de l’orientation “espagnoliste” et centralisatrice du second mandat de José Maria Aznar, M. Zapatero, par une formule demeurée fameuse par sa témérité, s’était publiquement engagé, s’il emportait les élections, à “appuyer le projet que le Parlement catalan adopterait”. Le président du gouvernement est convaincu qu’une “nouvelle étape” décentralisatrice, allant dans le sens d’une Espagne plus fédérale, est la condition indispensable non seulement de sa stabilité et de sa gouvernabilité, mais aussi, tout simplement, de sa cohésion.

Après son arrivée au pouvoir, des mois de négociations entre les socialistes de Madrid et les élus catalans ont été nécessaires pour éliminer du projet adopté par le “Parlament” de Barcelone, en septembre 2005, les dispositions qui excédaient le plus manifestement les limites, volontairement floues, de la Constitution. Outre les finances (la Catalogne aura la maîtrise de 50 % de l’impôt sur le revenu et de la TVA perçus sur son territoire et de 58 % des taxes sur les alcools, les tabacs et les hydrocarbures), le point le plus litigieux, et le plus politiquement chargé, a consisté à savoir si la Catalogne pouvait, constitutionnellement, se définir comme une “nation”, sachant que la Constitution réserve ce terme à l’Espagne, même si elle mentionne l’existence, en son sein, de “nationalités”. Le Parlement espagnol ne s’est pas encore prononcé, mais l’accord trouvé entre le gouvernement et la majorité des partis catalans s’est fait contre l’opposition conservatrice du Parti populaire (PP), qui voit dans l’extension des pouvoirs catalans et la mention du mot “nation”, même assorti de restrictions, le début d’un “détricotage” de l’Espagne. A l’opposé du spectre politique, les indépendantistes d’ERC se demandent également si, pour des raisons inverses, ils ne se prononceront pas contre le compromis. Un référendum doit sanctionner le processus.

Quelques mois après sa victoire aux élections, M. Zapatero avait, en revanche, fait rejeter par sa majorité un projet de nouveau statut adopté par une courte majorité du Parlement basque. Ce texte, d’orientation souverainiste, illustrait le virage opéré ces dernières années par le Parti nationaliste basque (PNV), au pouvoir à Vitoria depuis 1980. Mais, si ce projet est enterré, le désir de réformer le statut de l’Euskadi demeure. Et le débat qui devrait s’instaurer dans le cas où l’ETA renoncerait à la violence devrait être encore plus porteur de tension avec l’opposition de droite.

La refonte du statut de la Galice pourrait être plus consensuelle. Les socialistes, qui ont, pour la première fois, conquis la présidence de cette région en 2005, souhaitent le faire en accord avec le Parti populaire. Mais le Bloc nationaliste galicien, allié minoritaire des socialistes, revendique lui aussi l’appellation de “nation”. Le PP n’est pas opposé par principe à l’élargissement des compétences des autonomies : il soutient les réformes engagées à Valence et en Andalousie, par exemple, et ses présidents de région regardent d’un oeil intéressé les nouveaux pouvoirs qui s’offrent à eux.

Cécile Chambraud, à Madrid

Article paru dans l’édition du 08.03.06

Las comparaciones son odiosas


-Antonio de Bofarull es autor de la primera novela histórica escrita en catalán en el año 1862, L’orfaneta de Menargues, traducida al castellano como Blanca o la huérfana de Menarques (1876).
-400 años antes, en 1460 Joanot Martorell empezó a escribir en valenciano la que está considerada como la primera novela moderna de Europa y una de las más importantes de la literatura universal, “Tirant Lo Blanc”.

El eslabón perdido


“Los valencianos hablamos catalán porque el Reino de Valencia fue repoblado por catalanes”. Bajo ésta falsa afirmación Cataluña ha ocultado, modificado y destruido  documentos con el fín de ocultar sus carencias históricas y engranar y poner en marcha su ingente y costosa maquinaria nacionalista. Partiendo de la base que los valencianos hablamos catalán desde el siglo XIII, todos nuestros escritores, toda nuestra cultura, todas nuestras tradiciones, toda nuestra gastronomía se la pueden atribuir como suya para así ocultar sus carencias culturales siglos atrás.

No hay que olvidar que el catalán nace como idioma oficialmente a finales del siglo XIX, de manos del químico Pompeu Fabra quien, usando como base el dialecto barceloní creó un idioma de laboratorio que se ha hecho hueco en nuestros días gracias al incipiente poder político y económico que desde el Siglo XIX ha conseguido Cataluña gracias a la revolución industrial.

Cabe señalar que uno de los escritores mas insignes y vanagloriados por el nacionalismo catalán no se llamaba realmente Ramón Llull, nombre con el que el nacionalismo catalán ha pretendido catalanizar a ese clérigo, sino Raimundo Lulio, con otra curiosa salvedad, realmente no era catalán, sino mallorquín.

Tal es el absurdo reinante entre los nacionalistas catalanes que es frecuente encontar por internet entradas tan curiosas como ésta: “Ramón Llull o Raimón Llull, tambien llamado Raimundo Lulio (españolización de su nombre en catalán)”.

La avaricia nacionalista catalanista ha provocado uno de los capítulos mas bochornosos en los archivos de la Corona de Aragón, ubicados en Cataluña. Ella ha sido testigo de una de las falsificaciones mas bochornosas que un catalán ha hecho sobre un libro en el cual se anotaban todos los asentamientos de gente de otras regiones en el Reino de Valencia tras la RECONQUISTA, el Llibre del Repartiment. Ese infame falsificador se llamaba Prospero de Bofarull y modificó y tachó asientos de familias de otras regiones que se asentaron en el Reino de Valencia con el único objetivo que los repobladores catalanes fueran mayoría respecto a otros venidos de Aragón, Navarra y Castilla.

Para terminar con ésta apreciación a manera de introducción, cabe señalar que Cataluña no existía como tal en el momento de la Repoblación, por lo tanto, las pocas personas del norte que se alojaron en el Reino de Valencia, ni eran catalanes ni podrían hablar el catalán, por una cuestión obvia.

Lo que ahora es Cataluña era por aquellos tiempos unos territorios sesgados, divididos mayoritariamente por condados y pertenecientes a distintos reinos, como al francés o aragonés, con una franja o tierra de nadie llamada Marca Hispanica. Esa gente, si hablaba en aquel entonces algúna lengua o dialecto diferente al latín o bajo latín, ese no era otro que el PROVENZAL.

EL ESLABÓN PERDIDO

La aportación de la colonización árabe en el Reino de Valencia fue generadora de riqueza y prosperidad durante siglos. Muchas de las tradiciones, costumbres y gastronomía actuales tienen su origen en la próspera colonización árabe. Todo ello provocó que ya por el año 1050, casi 200  años antes de la Reconquista, el Reino de Valencia fuese uno de los focos de cultura y comercio mas importantes de todo el Mediterraneo. A raiz de éste comercio incesante con diversas culturas, entre ellas la China, se construyó en el año 1056 la que fue la primera fábrica de papel no sólo de la península sino de toda Europa en Xàtiva (Valencia). Apenas 100 años después, en el Reino de Valencia se producía  un papel tan exquisito que exportaba a todo el mundo. En 1154, el geógrafo árabe Al-Idrîsî declaró sobre Játiva: “Se fabrica en ella un papel del que no se encuentra parangón en el mundo y que se conoce en Oriente y Occidente”.

Los ingleses eran unos de los comerciantes mas frecuentes en el Reino en busca del preciado papel, y  fue tal la influencia que éste tuvo sobre la cultura inglesa que éstos adoptaron para su idioma el nombre que se le daba a dicho objeto en el Reino de Valencia, “paper”.

Por lo tanto y sin temor a equivocarnos, podemos afirmar que la palabra inglesa “paper” viene de la palabra valenciana “paper” y lo que es mas importante, con una diferencia de casi 200 años antes de la Reconquista cristiana, lo que demuestra que en el Reino de Valencia se hablaba valenciano como mínimo 200 años antes de de la Reconquista, desmontando con ello las absurdas y manipuladas teorías catalanistas que un puñado de hombres de un territorio aún no llamado Cataluña repoblaron y enseñaron a hablar  a 150000 valencianos un idioma que no existía todavía.

La Repoblación del Reino de Valencia.

La primera fábrica de papel de Europa estuvo en Valencia.

El origen valenciano de la Jota


EL ORIGEN HISTORICO DE LA JOTA

     Sobre el origen de la jota se ha comentado mucho y existen muchas leyendas y fantasías que la envuelven y la acompañan en el transcurso de los siglos, pero ninguna de estas leyendas ha sido debidamente documentada.

 

Una de estas leyendas, la más generalizada cuenta que:

 

Cuenta una leyenda la cual se ha creado en una de las creencias más generalizadas sobre los inicios de la Jota. Es la leyenda de un Árabe Valenciano llamado Aben-Jot, según cuenta esta leyenda el Rey Muley Tarik del Reino de Valencia, llevado por su fanatismo religioso se entero de que un Árabe de nombre Aben-Jot enardecía al pueblo con un canto y un baile que él había inventado y de carácter esencialmente profano, decretó contra él la expulsión del Reino de Valencia. Este Árabe se refugió en Calatayud, fue aquí donde popularizó este estilo de canción y de baile. Los habitantes de Calatayud en forma de homenaje de su creador el Árabe Aben-Jot, tomaron el nombre de Jota.

                La jota se llama jota                   

                Porque la inventó Aben Jot   

                Cuando de Valencia vino           

                 Desterrado p`Aragón.   

                     

                 La jota nació morisca

                 y después se hizo cristiana

                 y cristiana ha de morir

                 la  jota bilbilitana.

             La jota nació en Valencia    

             Y se crió en Aragón                

             Calatayud fue su cuna             

             A la orilla del Jalón.     

          

 

                      Desde  la ciudad del Turia

                      a la villa del Jalón

                      vino cantando la jota

                      el desterrado Aben-Jot.

Según la documentación escrita encontrada, al igual que muchos historiadores afirman que esta leyenda no tiene mucho fundamento, ya que esta copla se basa en una leyenda que los investigadores aseguran que son de unos orígenes un tanto dudosos y por descontado éstos aseguran que son totalmente falsos: el Árabe llamado Aben-Jot (desterrado del Reino Valenciano), llega a Calatayud y da a conocer una melodía y un baile de su propia invención, a la que las  gentes de Calatayud dieron el nombre de jota.

 

 

La  jota se llama jota

Porque la invento Aben-Jot

Y se llama aragonesa

Porque aquí se bautizó.

 

También, los investigadores afirman que todo esto es falso, porque la voz de Jot en Árabe clásico no existe como nombre ni como apellido y Aben en árabe significa hijo o descendiente, al igual que en la lengua Bereber, Beni es hijo y  Bena, es hermano. Al igual que todos o la gran mayoría de los investigadores del tema están de acuerdo que la etimología del nombre tampoco está clara de jot derivar a jota, no tiene sentido, ni se puede tomar con bases científicas.

 

Según la documentación científica escrita encontrada al igual que la mayoría de los investigadores afirman que el nombre de Jota proviene del antiguo “Xatha” (pronunciado “Xhota o Xota, palabra proveniente del  Valenciano antiguo Xotar (botar o saltar,” voz propia de los mozárabes “sáwta,” provenientes del Romance Valenciano de los moriscos y de los mozárabes Valencianos y que existe también en el dialecto hispano marroquí al igual como el argelino con el significado de “baile” o “danza”  acorde con la música.

 

Existen investigadores aunque con una minoría que creen que el nombre de jota debía derivar del antiguo verbo castellano “sotar”, el cual también tiene significado de saltar, brincar y bailar. Recordemos que en Latín seria “saltare.” Por lo que poca relación se ve con jota.

 

En la actualidad existen muchas discrepancias acerca del origen de la jota y de su antigüedad. Existen documentos escritos que nos hablan de la jota como baile muy generalizado en el Reino de Valencia desde el siglo XV, XVI, (siglo de Oro Valenciano) XVII y primera mitad del siglo XVIII, con anterioridad a estos siglos y a estos documentos no se han encontrado documento alguno que hable de la jota ni en Aragón ni en el resto de España.

 

La jota Aragonesa no hace su aparición hasta finales del siglo XVIII.

 

Investigadores como Galán Bergua describe documentación de que la jota Valenciana se bailaba en la corte de Alfonso X el Sabio. 

 

Algunos investigadores y otros estudiosos del tema han dado el origen de la jota en la época Árabe Valenciana, pero son escasas las fuentes históricas para poder dotar cronológicamente la jota en esta etapa histórica. Aunque si que se han encontrado retablos pintados de esta época que manifiestan este tipo de baile denominado Xhota o Xota, palabra proveniente del  Valenciano antiguo, de donde derivaría la Jota.

 

Un ejemplo de ello se adjunta un cuadro pintado de la ignaguración del Palacio Real de la Al-Munia Valenciana.

 

En el año 1009 El Rey de Balansiya Abd-Al-Aziz construyó su Palacio Real

Al-Munia, en árabe,

 

El gran arabista Henri Péres en su libro Esplendor de Al-Andalus, nos habla de la belleza y grandiosidades del palacio, que estaba compuesto de un enorme jardín plantado de árboles frutales y flores; un río que lo atravesaba denominado Guadalaviar, y en el centro se encontraba el Palacio Real, con grandes pabellones ricamente decorados, que se abrían al jardín.

 

 

El día de la inauguración de dicho Palacio Real, según Henri Péres, el Rey Abd Al-Aziz dió una gran fiesta la cual reunió a los Señeres del Reino de Balansiya; cien pajes servían las vituallas y el vino; el Rey distribuyó ese día veinte mil presentes y donó al feudo propiedades importantes. 

 

En la fila de dalt se aprecia a les dones Áraps ballant (lo que posterior-ment seria la jota valenciana) y en la fila de avall les dones cristianes imitant el ball de les dones Áraps.

 

Estos documentos escritos afirman que la Jota nace del corazón y de las entrañas del pueblo Valenciano. La jota Valenciana al igual que el cant Valencià o cant d`estil  nace en la huerta de Valencia, de las tierras del Turia, de las comarcas de Líria y en la Ribera del Júcar, así como en las comarcas inmediatas a éstas hacia el Norte y hacia el Sur, este Cant Valencià i la Jota Valenciana nacen de la cultura y del corazón de un pueblo que con el demuestran sus sentimientos a su cultura Valenciana, por lo que no pudo nacer de la invención de un personaje aislado, si no de la conversión de una cultura unida a un sentimiento del pueblo Valenciano, de igual manera que nació el fandango y el flamenco en Andalucia. Se denomina cant Valencià o cant d`estil el cual se divide en dos tipos de cant. El cant pla y el cant sefardí, este cant se transmite por medio de la tradición oral a un repertorio de cantos de interpretación individual usados principalmente por gentes del ámbito rural  los labradores Valencianos y por algunos artesanos de pueblos y ciudades en contextos tales como rondas amorosas, festivas y de quintos, junto a este canto nace la jota Valenciana como baile público y familiar, que expresa un sentimiento y un arraigo cultural. Este repertorio, que denominamos analíticamente cant valencià d’estil, està constituído, de tres partes:

 

  • ·         Una parte, por el cant d’estil propiamente dicho en sus dos modalidades (cant pla y Safardí), 

 

  • ·         Otra parte, per les albaes.

 

  • ·         La tercera parte la jota que siempre acompaña al cant de estil.

 

El cant d’estil o cançons abarca un conjunto de cantos para ronda junto con la Jota Valenciana, acompañados básicamente por instrumentos de cuerda, que musicalmente hay que adscribir al complejo de las especies o variedades afandangadas, entre las cuales el grupo de los llamados fandangos del sur arraigados en toda la mitad meridional de la Península Ibérica, desde el extremo Sur de Andalucía hasta tierras de Badajoz, Toledo, Ávila, Segovia, la Mancha y desde aquí, por tierras Valencianas, hasta la Plana de Castelló es el más representativo y conocido.

 

Les albaes es la denominación que se aplica a un canto exclusivamente Valenciano acompañado con instrumentos de viento y percusión como la dolçaina y el tabalet y usado particularmente en rondas nocturnas.

En la ejecución del cant valencià d’estil es imprescindible cierta expresividad vocal virtuosista de aspecto libre y melismático llamada estil  “estilo”, la cual, hallándose sujeta a ciertas pautas sancionadas por la tradición, exige del intérprete notables aptitudes vocales y una cuidada especialización. El cant Valencià guarda por ello ciertas analogías con otros repertorios mediterráneos de tradición oral, también de interpretación individual y expresión virtuosista, mucho más conocidos y ampliamente estudiados y divulgados, como por ejemplo los del cante flamenco. Estos cantos siempre van acompañados por la jota Valenciana.

Lo más interesante que podemos decir de estas formas de “Cant”, es que la gente de “L´horta del Camp del Túria,” de la “Ribera del Júcar,”  y de otras comarcas que han oído cantar así toda la vida, experimentan una gran emoción cada vez que la garganta de un cantador lanza al aire la primera frase.

La Jota Valenciana es la danza más extendida de toda la Comunidad Valenciana, Reino de Valencia. Difiere de la Aragonesa por sus movimientos más reposados y tiene dejos arábigos en la copla cantada (hay una vocalización especial sobre la letra a., la, leilla y otras parecidas de evidente procedencia mora).

La jota Valenciana, es una jota muy emblemática para los Valencianos. Se caracteriza por la elegancia de su movimiento y de su ritmo. Así como por ser cantada a una sola voz.

 

La jota valenciana recuerda a los bailes de salón por sus candenciosos movimientos. Muchos pueblos tienen su jota, como la Valenciana , la Jota Vallera (Tabernes de Valldigna), la Cofrentina, la Moixentina, del postiguet, la de Carlet o u i dos, la de Villena, Xátiva, Alcira, Albal, Carlet, Tabernas, el camp de Lliria, Domeño, Vilamarchant, etc.

 

La Jota de Domeño:

 

Si te casas en Domeño

Seras mujer de fortuna

Iras a la fuente a por agua

A caballo de una burra.

 

La Jota de Vilamarchant:

 

Ma mare mambia a escola

En un llibre sinse planes

En la primera lliso ay pare

Tiram pallus que mas taque.

 

En una rinya de gosos

el pastor pergue el garrot

i el chiquet el trompellot

 

A la bora del riu mare

me-he dixat les espardenyes

mare no liudiga al pare

que yo tornare perelles.

 

 

La Jota de Banyeres pueblo de Alicante, desde allí cuentan la tradición y que sigue siendo en el término de ella, la visita de la Virgen a  las masías o casas de campo, la imagen conocida por el nombre de la “Pastora”. Ello daba lugar a que los masoneros (el que vive en las masías) más cercanas, se reunieran en la casa visitada, para ofrecer sus plegarias a la “Señora”.

La reunión daba lugar a que el dueño de la casa o masía ofreciese a sus invitados un pequeño refrigerio compuesto por “vino, altramuces y torrat”. Así la animación empezaba a crecer y comenzaran a bailar esta alegre Jota.

La jota comprende varias manifestaciones artísticas que van desde danzas, contradanzas, villancicos Valencianos, las Jarchas Valencianas, cantos y otras. La jota varía los estilos según las regiones. En Aragón Se pueden diferenciar tres estilos básicos de jota dependiendo de la forma de su baile:

 

  • ·         La jota Valenciana, con baile más lento;

 

  • ·         La de Zaragoza, más acelerada y con los brazos alzados;

 

  • ·         Y la de Huesca, con variantes pirenaicas influenciadas por Francia.

A pesar de todo, la mayoría de los estudios actuales muestran que hay muchas jotas en modo menor e incluso existe la llamada «jota mora», que según un gran numero de investigadores afirman que es muy similar o idéntica a la jota Valenciana. Y que su compás ternario de 6/8 es habitual en la música popular española y en la música hispanoárabe, siempre influida por la música andalusí. Martínez Torner, en este sentido, insiste en que la jota está íntimamente emparentada con el fandango. Según Julio Caro Baroja «su área en el estado anterior a su expansión por vías no estrictamente populares es la misma que tiene la agricultura de tipo hortícola», y estas zonas coinciden con las variedades de jota aragonesa (sobre todo en los valles del Ebro, Jalón y Jiloca), y especialmente en la jota Valenciana y Murciana. Se trata de la geografía de los moriscos, lo que avala una posible influencia de su música en la jota.

Antonio Beltrán Martínez, uno de los más aficionados estudiosos de la jota, asegura que el nacimiento de la jota tuvo lugar sin duda alguna en el Reino de Valencia probablemente anterior al siglo XV y XVI, aunque la documentación existente data del siglo XVI y XVII. Que la Jota nace de las entrañas y del corazón del pueblo Valenciano. La jota aragonesa apareció a finales del siglo XVIII, está seria el resultado de una estilización de estos ritmos ternarios y bailables, que se ralentizaron y adornaron para lucir el canto, sobre cuyos grandes intérpretes y variedad de estilos descansa la importancia del género en Aragón. Este autor afirma que la jota aragonesa al descender de la jota Valenciana mantiene unos fuertes lazos con la música hispanoárabe, aunque admite que sus orígenes no pueden ser dilucidos en todo su alcance debido a los pocos datos e investigaciones que se poseen en la actualidad. Pero afirma que con toda seguridad en la época de los Sitios de Zaragoza la jota emerge con pujanza, y es en esta época cuando se puede hablar de la existencia de la jota Aragonesa y su difusión por toda la Península Ibérica que no aparecería hasta finales del siglo XVIII y principios del XIX.

Otros autores e investigadores estudiosos de la jota y a ellos se añade a D. José Ruiz de Lihorg, Barón de Álcahalí, afirman rotundamente y sin duda alguna, que la jota nace en tierras del Reino Valenciano, en las entrañas y el corazón del pueblo Valenciano.

 

Si la jota nació en Valencia es lógico pensar que con más facilidad pudo llegar a Requena, Útiel y sus comarcas, debido a la continua relación comercial y cultural que estas tierras han tenido a lo largo de la historia con el Antiguo Reino de Valencia, aunque los habitantes de estas tierras eran de origen castellano hasta mediados del siglo XIX. Teniendo en cuenta que los jornaleros segadores de estas tierras bajaban a la Ribera del Jugar a la siega del arroz a finales de septiembre y a la comarca de Lliria, las tierras del Turia a la siega de la Alfalfa y del cereal, como de las labores de la cebolla, es lógico que cuando volvían de la siega, venían entusiasmados comentaban que avían conocido un baile encantador que por esas tierras se le llamaba Jota. Este baile se extendió por Requena, Útiel y su comarca, no es de extrañar tampoco que fueron estos jornaleros segadores que empezaron a transmitir este baile cuando subían a la siega del cereal a las tierras Aragonesas y Navarras.

Esto explicaría el hecho que la jota fue extendiéndose por gran parte de la geografía de España. La jota de la Mancha, la de Castilla y León, la de Navarra, la Rioja, la montañesa de Cantabria, la de Asturias, la de Galicia, la de Extremadura, la de la Alta Andalucía y la de Murcia. Estas jotas son probablemente las más conocidas y populares. En todas ellas se canta y se baila acompañándose de castañuelas y los intérpretes suelen ir vestidos con trajes regionales. También en Canarias han aparecido documentos escritos y testimonios de que se bailaba la jota, aunque poco abundantes. En Filipinas, los religiosos Españoles trasmitieron la jota a los Tagalos, que la interpretaban en rondallas y era acompañada de instrumentos nativos.

 

Jota de Camporrobles:

 

Si te vas a la Ribera

    No me dejes sin dinero

         Porque me harás empeñar

           La faltriquera de en medio.

 

 

Jota del Villar de los Olmos:

 

          Ya se han ido mis amores

A la Ribera a segar

           Si se han ido que se vayan

           Si se han ido ellos vendrán

 

        Ya se han ido mis amores

              A las tierras del Túria a segar

     Han venido con dinero

     y una moza que casar.

Con independencia de su origen, ya hemos dicho que de la jota ya se habla documentalmente en el siglo XVI, XVII y en la primera mitad del siglo XVIII, en todo el Reino Valenciano. A lo largo de esas centurias y en todo el siglo XIX se convierte en baile y canto popular más practicado de todo el Reino Valenciano, arrinconando poco a poco a las seguidillas el fandango y otros bailes más antiguos. A finales del siglo XIX empieza a ser desplazada la jota por bailes “agarrados” de procedencia Europea (polkas, mazurcas y valses). Hasta el primer tercio del siglo XX se conserva con vitalidad como canto de ronda y pasacalle, pero va dejando de ser usual como canción bailable al no transmitirse, como tal, a las generaciones nuevas, sobre todo en poblaciones de cierta entidad.

 

En el Reino de Valencia al igual que en Útiel, Requena y su comarca la jota prácticamente perdió su vigencia a nivel público una vez acabada la Guerra Civil de 1936-39, aunque se conservara por personas de edad en ambientes familiares o grupos concretos de vecindad. La pervivencia de la jota como canto de ronda y pasacalle se mantiene ligada a la fiesta del mes de mayo, en Navidad, en las fiestas de quintos en unas cuantas localidades, y en otras localidades en fallas y fiestas populares hasta el presente.

 

Los habitantes del Campo de Requena, Útiel y su comarca, al estar situada  entre Valencia y Castilla la población es serrano manchega, esta gente  han sabido acomodar a su cultura y forma de ser todas aquellas influencias y elementos culturales llegados de ambas zonas y suponemos que de otros territorios relativamente cercanos como es Aragón o Murcia. De esta manera las jotas de estas comarcas son menos vivas que las manchegas y menos pausadas que las del Reino de Valencia (Jota Valenciana) y las de la comarca del Turia, en donde no es corriente añadir estribillos cantados a la copla, cosa que abunda en las recopiladas de estos pueblos y aldeas. Junto a melodías antiguas, aquí se mezclan en las coplas variantes muy semejantes a las más recientes que todavía se cantan en Aragón y con referencia a las estrofas utilizadas para el canto por estas gentes, aquí se aprecia los cantadores  que se repiten llamados copleros y cancioneros que son muy típicos de Murcia y de la parte sur de la provincia de Alicante, de donde provienen.

 

La forma de acompañar a la jota con la guitarra en estas tierras de Útiel, Requena y su comarca poseía tradicionalmente tres opciones conocidas por los nombres de:

 

  • ·         La Estudiantina.

 

  • ·         La Aragonesa.

 

  • ·         La Valenciana.

 

 

 

En Requena, Útiel y su comarca estas tres formas de jota corresponden a tres posturas o combinaciones de acordes de la guitarra que equivalen respectivamente, a las notas musicales de LA mayor, de RE mayor, y del SOL mayor. 

En estas tierras existía la costumbre para las notas musicales de guitarra, esas melodías que necesitaban tonalidades más altas que las descritas, utilizaban lo que las gentes de estas tierras llamaban cajillas para elevar las notas. Estas cejillas consistían en un simple palito o lápiz que sujetaban al mástil de la guitarra con un cordelito.

 

En el año 1975 en el término  municipal de Venta del Moro se empezó ha recopilar la Jota de Valencia y el Cant Valencià está recopilación duro desde 1975 y unos cuantos años posteriores, la recopilación de documentos escritos sobre la jota Valenciana y el Cant Valencià, se realizo en todo el termino municipal de Venta del Moro y la Comarca. En el momento de la recopilación se encuentran documentos de la jota Valenciana y el Cant Valencià desde 1.616, jotas y cánticos que todavía perduran en la comarca y otros en la mayoría de los casos que están apunto de desaparecer. En la población de Venta del Moro se mantienen vigentes unas jotas, unas coplas y unos cánticos aunque con notable deterioro de interpretación, son las coplas del mes de mayo que se canta y se baila la jota Valenciana el día de Santa Cruz en Jaraguas y en Venta del Moro, estos cánticos y el baile de la jota en Venta del Moro siempre han estado a cargo de los quintos. Estas coplas tienen la finalidad de pedir perdón a las mozas por que la ronda del treinta de abril  en la actualidad se canta en el mes de mayo, estos mozos recogen el donativo que cada una de las mozas prepara para el grupo de rondadores.

 

La misma variante musical que se canta en Venta del Moro para el día de la Cruz se canta para las llamadas coplas de la Virgen de Loreto, estas coplas son las que tradicionalemte se cantaban en el Reino de Valencia a una sola voz y de estrofas improvisadas que las recita al oído del cantador el versador, estas coplas se canta en la noche del treinta de abril, en la puerta de la iglesia parroquial.

 

En el transcurso de la recopilación documental sobre la Jota Valenciana y el Cant Valencià, nos encontramos en las poblaciones de Venta del Moro, Casas de Moya, Casas del Rey, Jaraguas, Casas de Pradas, en estas tierras encontramos a gentes que guardan celosamente documentos y manuscritos de la Jota Valenciana y el Cant Valencià, haciendo referencia a la Jota Valenciana de distintas Comarcas:

 

  • ·         Comarca del Camp del Turia,
  • ·         La Ribera del Jucar,
  • ·         La Plana, la Safort etc.,

 

Desde 1616, 1700, 1715, 1800, 1823, 1898, 1900, 1927, 1975, 1987, 1989, 1999. De esta documentación recopilada sobre la jota Valenciana se encuentran, diez melodías instrumentales distintas, tres tonadas diferentes para el canto y mas de ochenta estrofas de jota Valenciana, según los textos encontrados.

 

En estas tierras encontramos también a personas que conservan en su memoria y como forma de vida los ejemplos de jota que nos transmitieron, es decir, que tocar y bailar la jota Valenciana la recordaban con tanta emoción que demostraban que no era algo que hacían sus mayores, sino que ellos la habían cantado y bailado habitualmente, aunque únicamente fuera a nivel familiar ya en las últimas épocas.

 

Como homenaje a aquellas gentes que nos ayudaron en este recopilatorio documental, durante los años que duro esta recopilación de documentos, incorporamos las jotas que ellos recordaron y nos cantaron y bailaron para nosotros.

 

              Ay baturro en un espejo

        Que se miraba y se decía 

             Mira que cara de burro tiene

Ese tío que me mira.

 

El vino que tiene asunción

Ni es blanco ni es tinto ni tiene color

Asunción Asunción

Ponle vino al porron.

 

Tenemos un buen alcalde

Dicen que es hombre formal

Y sólo tiene un defecto:

Vive en las Casas de Pras.

 

Virgen Santa de Loreto

Ya estoy de enhorabuena

De haber venido a cantar

A los hijos de Requena.

 

Los tres amores que tengo

Ya se han ido a la Ribera a segar

De los tres uno no ha vuelto

Porque una doncella lo ha sabido enamorar.

 

Sant TanToni de Gabarda

Feu un milacre en Antella

Es caigue una Guela al Riu

I si no la trauen saufega.

 

Al  Regne de Valencià no vages

Si no dus dines

Perque voras moltes coses

I no compraras res. 

 

 

En las aldeas de los Marcos, la Monjas, Cabriel y Pedriches. Nos contaron que recuerdan que antiguamente se bailaba y se cantaba la Jota, pero no recuerda a nadie haberla visto bailar o oído cantar.  

 

        Con la Documentación encontrada queda claro y documentado que la Jota Nació y se confeccionó en el Reino Valenciano.

 

BIBLIOGRAFÍA

 

J.Alcina Navarrete: “Les Cantaes,” en Formento Nacional. Revista de extensión, Valencia, Número. Extraordinario Julio, Pagina 57. 1917.

 

F. Asenjo Barbieri, Montaner y Simón: “Cantos populares y jota Valenciana. España,” Diccionario Enciclopédico Hispano-Americano de Literatura, Ciencias y Artes, IV, Barcelona, pagina. 483. 1890.

 

P. Aubry: “Iter Hispanicum: V. Folk-lore musical d’Espagne,” en Sammelbände der Internationalen Musik-Gesellschaft, IX/2 (Enero-Marzo), pp. 175-183. 1908.

S. Biagiola: Spagna: La musica popolare et la jote Valentinae, en BASSO, Alberto (dir.): Dizionario enciclopedico universale della musica e dei musicisti, IV, Torino, UTET, pp. 367-369. 1984.

G. Chase: “La música popular ibérica,” La música de España, Buenos Aires, Hachette, pp. 237-259. 1943. [Ed. orig. en inglés: 1941]. 2ª. ed. revisada, de 1959.

J. Crivillé y Bargalló:  Historia de la música española, 7: El folklore musical y la Jota Valenciana, Madrid, Alianza. 1983.

M. Cunnigham, y Arccadio de Larrea Palacín, “Spain: II. Folk music,” en SADIE, Stanley (ed.): The New Grove Dictionary of Music and Musicians, XVII, London, Macmillan, pp. 790-805. 1980.

Fabado y E. Alfonso: “Obrint l’arxiu de la memòria: cant d’estil. El chiquet de Paterna,” en Clavaria Santa Cecília 1995, Paterna, Clavaris de Santa Cecília, pp. 19-22. 1995.

M. García Matos: España es así. Música, jota Valenciana y danza popular, Madrid, Comisión Interministerial para la Participación de España en la Exposición Universal e Internacional de Bruselas. 1958.

La canción popular española, Antología del folklore musical de España interpretada por el pueblo español. Colección discográfica, Madrid, Hispavox.1960.

Carmen García Matos: Especies musicales folklóricas del pueblo español en su ciclo vital, en GARCÍA MATOS, Manuel: Magna antología del folklore musical de España interpretada por el pueblo español. Folleto de la colección discográfica, Madrid, Hispavox. 1978.

F. A. Gevaert: Rapport à Mr. le Ministre de l’Interieur sur l’état de la musique en Espagne, en Bulletin de l’Académie Royale des Sciences, des Lettres et des Beaux-Arts de Belgique, XIX, 1re. partie, pp. 184-205. 1852.

Luis Hoyos Sainz y Nieves de Hoyos Sancho: Los cantos populares españoles y la jota Valenciana, Manual de folklore. La vida popular tradicional, Madrid, Revista de Occidente, pp. 307-319. 1947.

G. Koeckert: La canción popular en España, en Boletín de la Institución Libre de Enseñanza, pp. 336-343. 1926.

R. Laparra: La musique et la jote de Valentinae i danse populaires en Espagne, en LAVIGNAC, Albert/LAURENCIE, Lionel de la (dirs.): Encyclopédie de la musique et dictionaire du conservatoire. Première partie. Histoire de la musique. Espagne-Portugal, Paris, Delagrave, 1920, pp. 2353-2400. 1914.

Arcadio de Larrea Palacín: Canción popular, en Enclopedia de la Cultura Española, I, Madrid, Editora Nacional, pp. 992-1000. 1963.

José Manuel Gómez Tabanera: Aspectos de la música popular española, editorial: El folklore español, y la Jota Valenciana,  Madrid, Instituto Español de Antropología Aplicada, pp. 297-318. 1968.

Chr. Le Bordays: Las expresiones del Folklore, La música española, Madrid, EDAF, pp. 20-35. 1978.

Leydi, R.: “I dischi 78 r.p.m. di produzione commerciale (1900-1952) quali fonte di documentazione etnomusicologica,” Ponencia presentada al Ier. Congrés de Cultura Tradicional, Valencia del 1 al 5 de mayo de 1991.

A. Livemore:. “Música popular española”, Historia de la música española, Barcelona, Barral, pp. 235-291. (: 1972). (Ed. orig. en español: 1974).

T Llorente.: España. Sus monumentos y artes. Valencia Su naturaleza e historia tradiciones y cultura. Por  Daniel Cortezo tomos I y II, Barcelona. 1889.

E. López Chavarri Andujar: Folklore musical español, Madrid, Unión Musical Española. 1955.

E. López Chavarri y Marco: Música popular española y la jota Valenciana, Barcelona/Buenos Aires, Labor. 1927.

E. Martínez Torner: La canción tradicional española, en CARRERAS Y CANDI, Francisco: Folklore y costumbres de España, Barcelona, Alberto Martín, pp. 5-166. 1934.

M. Marzal Álvaro y Manuel Marzal Barberà “Chiquet de Mislata”. Mislata, 1918-Valencia 1993, en Vida dels grans cantadors Valencians, i les grans ballaores de Jota Valenciana: Manolo Marzal “Chiquet de Mislata”, Valencia, Ajuntament de Valencia. Regidoria de Cultura, Fires i Festes, pp. 7-16. 1994.

M. MARZAL BARBERÀ: inédito. Antologia del cant Valencià y la Jota Valenciana. Papeles manuscritos y mecanoscritos que conserva su familia desde el siglo XV y XVI.

J.M. Moreno Royo: “El Chiquet de Manises,” en Manises. Boletín de Información municipal, año I, núm. 12 (de 1972).  Reproducido por Moreno Royo y José María: Manises. Retazos de su historia, I, Alzira, Seguí, pp. 211-212. 1972.

F. Pedrell: Cancionero musical popular español, 4 vols., Barcelona. 1919-1922.

J. Pena y H. Anglés: Canción popular española, Diccionario de la música Labor, I, Barcelona, Labor, pp. 420-428. 1954.

Alfonso Pitarch C.: Uns breus apunts per a la biografia del Rei del Cant Valencià: Evaristo Payà Cabanes (Alcoi, 1874-València, 1951), en Dos o tres fulls del Grup de  jota Valenciana i Danses Sant Jordi d’Alcoi, núm. 4 (diciembre), pp. 4-10. 1995.

D. Preciado: Folklore español. Música, Jota Valenciana, danza y ballet, Madrid, Studium. 1969.

H. Rossy: Teoría del cante jondo, Barcelona, Credsa. 1966.

  • SEGUÍ, S., 1973. Cancionero musical de la provincia de Alicante, Alicante, Excma. Diputación Provincial [de Alicante].
  • 1980. (con la colaboración de María Teresa Oller, José Luís López, Fermín Pardo y Sebastián Garrido) Cancionero musical de la provincia de Valencia, [Valencia], Institución «Alfonso el Magnánimo». Diputación Provincial de Valencia.
  • 1990. (con la colaboración de Ricardo Pitarch, José L.[uís] López y Mª. Teresa Oller) Cancionero musical de la provincia de Castellón, [Segorbe], Caja Segorbe/Caja de Valencia/Fundación Caja Segorbe
  • SUBIRÁ, J., 1951. «Lo tradicional y lo arcaico en el siglo XX», Historia de la música española, II, Barcelona, Salvat, 2ª. ed. rev., ampl. y puesta al día, pp. 689-724.
  • 1953. «La música popular en España e islas adyacentes. Folklore musical español», Historia de la música española e hispanoamericana, Barcelona/Madrid, Salvat, pp. 885-936.
  • 1965. «Entorno al folklore musical español», en Estudios turísticos, 7 (julio-septiembre), pp. 5-29.
  • TEIXERÓ, E., 1873. «Preámbulo» a XIMÉNEZ [I COS], Eduardo: Música de los cantos populares y la jota de Valencia y su provincia. Transmitidos al papel y coleccionados por el pfr. de música valenciano Sr. D., Ms., Valencia, 10 de Abril de 1873. Sin paginar.
  • TREND, J.B., 1954. «Folk music: Spanish», en Grove’s Dictionary of Music and Musicians, III, Londres, Macmillan, 5ª. ed., pp. 368-372.
  • VARELA SILVARI, [J.M.], 1883. La música popular española. Estudio crítico e histórico acerca de los cantos, bailes e instrumentos populares usados en todas las provincias y pueblos de España, por el Maestro, Mondoñedo, Imp. de Hermenegildo Mancebo.
  • Cantigas de Santa María; Real Academia Española, 2 vols., Madrid, 1899. Ribera, Julián: La música de las Cantigas; Madrid, 1922. Anglés, Higinio: Las Cantigas de Santa María; I (facsímil), II (transcripción), III (estudio), Barcelona, Biblioteca Central, 1943-1964. Facsímil del códice T.I.1; Edilán, Madrid, 1979. Cantigas de Santa María, Monografía sonora; Ministerio Educación y Ciencia (MEC), Madrid, 1979.

 

 

                                                  Salvador Caurín

Fuente:

http://salvadorcaurin.blogspot.es/1257356760/

El vasco Blas de Lezo. He aqui la historia del mayor heroe español de todos los tiempos.


blasdelezo

He de reconocer que no conocia la historia. Mucha tinta se ha vertido sobre la batalla de Trafalgar, sobre las hazañas y conquistas britanicas sobre los Imperios Españoles y Napoleonicos, pero,sobre la batalla de Cartagena de Indias, donde los britanicos llevaron la mayor flota de todos los tiempos solo por detras de la Batalla de Normandia, para intentar tomar el mando sobre el dominio español, nada o poco se ha hablado. Los libros de Historia britanicos no recuerdan este importante capitulo de la Historia, pero lo que es mas grave, España ni el Nacionalismo Vasco tampoco, no les interesa. Este vasco, Blas de Lezo, consiguio con su heroicidad dar a España la hegemonia mundial durante al menos 75 años mas. He aqui su historia.

Biografía

Blas de Lezo y Olavarrieta nació en Pasajes (Guipúzcoa, España) el 3 de febrero de 1689. Pertenecía a una familia con ilustres marinos entre sus antepasados, en un pueblo prácticamente dedicado en exclusiva a la mar. Se educó en un colegio de Francia y salió de él en 1701, para embarcar en la escuadra francesa. Luis XIV había ordenado que hubiese el mayor intercambio posible de oficiales entre los ejercitos y las escuadras de España y Francia. Con apenas 12 años (1701), se enrola como guardiamarina al servicio del conde de Toulouse, Alejandro de Borbon. Se integró en la armada francesa, en ese momento aliada de España en la Guerra de Sucesion, que acaba de empezar, al morir Carlos II sin descendencia.

La guerra enfrenta a Felipe de Anjou, apoyado por Francia y nombrado heredero por el rey español con el Archiduque Carlos, apoyado por Inglaterra, ya que esta última temía el poderío que alcanzarían los Borbones en el continente. La escuadra francesa había salido de Tolón y en Málaga se habían unido algunas galeras españolas mandadas por el conde de Fuencalada. Frente a Velez-Malaga se produjo el 24 de agosto de 1704 la batalla naval más importante del conflicto. En dicho combate se enfrentaron 96 naves de guerra franco-españolas (51 navíos de línea, 6 fragatas, 8 brulotes y 12 galeras, sumando un total de 3577 cañones y 24.277 hombres) y la flota anglo-holandesa,mandada por el almirante Rooke y compuesta por 53 navíos de línea, seis fragatas, pataches y brolotes con un total de 3614 cañones y 22.543 hombres. dando como resultado al final de la contienda 1.500 y 2.700 bajas, respectivamente.

estatuacartagena

Estatua de Blas de Lezo en Cartagena de Indias, Castillo de San Felipe

Blas de Lezo participó en aquella batalla batiéndose de manera ejemplar hasta que una bala de cañón le destrozó la pierna izquierda, teniéndosela que amputar, sin anestesia, por debajo de la rodilla. Cuentan las crónicas que el muchacho no profirió un lamento durante la operación. Debido al valor demostrado tanto en aquel trance como en el propio combate, es ascendido en 1704 a Alférez de Bajel de Alto Bordo por Luis XIV y se le ofrece ser asistente de cámara de la corte de Felipe V. Siguió su servicio a bordo de diferentes buques, tomando parte en las operaciones que tuvieron lugar para socorrer las plazas de Peñíscola y Palermo, en el ataque al navío ingles Resolution de 70 cañones, que terminó con la quema de este, así como el apresamiento de dos navíos enemigos que fueron conducidos a Pasajes y Bayona. Evidentemente necesitó una larga recuperación y rechazó estar en la corte, pues ambicionaba conocer las artes marineras y convertirse en un gran comandante. En 1705 vuelve a bordo y aprovisiona la asediada Peñiscola.

Continúa patrullando el Mediterraneo, apresando numerosos barcos ingleses y realizando valientes maniobras con un arrojo inusitado. Tanto es así que se le premia permitiendo que lleve sus presas a Pasajes, su pueblo natal. Pero enseguida es requerido por sus superiores y en 1706 se le ordena abastecer a los sitiados de Barcelona al mando de una pequeña flotilla. Sirviéndose de su aguda inteligencia, realiza su cometido brillantemente, escapa una y otra vez del cerco que establecen los ingleses para evitar el aprovisionamiento. Para ello deja flotando y ardiendo paja húmeda con el fin de crear un densa nube de humo que ocultase los navíos españoles, pero además carga «sus cañones con unos casquetes de armazón delgada con material incendiario dentro, que, al ser disparados prenden fuego a los buques británicos». Los británicos se ven impotentes ante tal despliegue de ingenio. Posteriormente se le destaca a la fortaleza de Santa Catalina de Tolon, donde toma contacto con la defensa desde tierra firme en combate contra las tropas del príncipe Eugenio de Saboya.  En esta acción y tras el impacto de un cañonazo en la fortificación, una esquirla se le aloja en el ojo izquierdo, que explota en el acto, perdiendo así para siempre la vista del mismo.

Ostentó el mando de diversos convoyes que llevaban socorros a Felipe V, burlando la vigilancia inglesa sobre la costa catalana. En 1711 sirvió en la Armada a las órdenes de Andres Pez. En 1713 ascendió a capitan de navío y en 1714 durante el segundo sitio de Barcelona, una grave herida le inutilizó el brazo derecho. En esa época, y al mando de una fragata, apresó once navíos británicos, entre ellos el emblemático Stanhope, navío de gran poder ofensivo.

Tras una breve convalecencia es destinado al puerto de Rochefort, donde le ascienden a Teniente de Guardacostas en 1707. Allí realizará otra gran gesta rindiendo en 1710 una decena de barcos enemigos, el menor de 20 piezas. Por estas fechas tiene lugar el referido combate con el Stanhope (70) comandado por John Combs, que le triplicaba en fuerzas. Se mantuvo un cañoneo mutuo hasta que las maniobras de Lezo dejaron al barco enemigo a distancia de abordaje, momento en el que ordenó lanzaran los garfios para llevarlo a cabo: «Cuando los ingleses vieron aquello, entraron en pánico». El abordaje de los españoles era una temible maniobra ofensiva, que los ingleses temían particularmente: los navíos españoles cañoneaban de cerca, tras lo cual lanzaban garfios y abordaban el navío contrario, buscando el cuerpo a cuerpo, hasta la rendición del enemigo. De este modo, con tripulaciones muy inferiores en número, los navíos españoles lograban apresar otros con mucha mayor dotación y porte.. Blas de Lezo se cubrió de gloria en tan fenomenal enfrentamiento, en el que incluso es herido, y es ascendido a Capitán de Fragata.

En 1712 pasa a servir bajo las órdenes de Andrés del Pez. Este afamado almirante quedó maravillado ante la valía de Lezo y emitió varios escritos que le valieron su ascenso a Capitán de Navío un año más tarde. Posteriormente participó en el asedio a Barcelona al mando del Campanella (70), en el que el 11 de septiembre de 1714, al acercarse con demasiado ímpetu a sus defensas, recibe un balazo de mosquete en el antebrazo derecho, quedando la extremidad sin apenas movilidad hasta el fin de sus días. De esta manera con sólo 25 años tenemos al joven Blas de Lezo tuerto, manco y cojo.

En 1715, al mando de Nuestra Señora de Begoña (54), y ya repuesto de sus heridas, se dirige en una extensa flota a reconquistar Mallorca, que se rinde sin un solo fogonazo.

Terminada la Guerra de Sucesion, se le confió el buque insignia Lanfranco. Un año después parte hacia La Habana escoltando a una flota de galeones en el Lanfranco (60), barco que será retirado del servicio debido a su calamitoso estado a su regreso a Cádiz.

Allí se queda hasta 1720, cuando se le asigna un nuevo navío bautizado también como Lanfranco (62), conocido asimismo como León Franco y Nuestra Señora del Pilar, y se le integra dentro de una escuadra hispano-francesa al mando de Bartolome de Urdazi con el cometido de limpiar de corsarios y piratas los llamados Mares del Sur, o lo que es lo mismo, las costas del Perú. La escuadra estaba compuesta por parte española de cuatro buques de guerra y una fragata, y por parte francesa por dos navíos de línea. Sus primeras operaciones fueron contra los dos barcos, el Success (70) y el Speed Well (70) del corsario inglés John Clipperton, que logró evitarles y tras hacer algunas capturas huyó a Asia, donde fue capturado y ejecutado.

Contrajo matrimonio en el Peru en 1725.

En 1730 regresó a España y fue ascendido a jefe de la escuadra naval del Mediterraneo. Habiendo surgido diferencias con las república de Génova, España estaba resentida por la conducta observada por aquel estado, y no de acuerdo con sus procedimientos, el general Lezo, por orden superior, se personó en aquel puerto con seis navíos y exigió, como satisfacción, el pago de los dos millones de pesos pertenecientes a España que se hallaban retenidos en el Banco de San Jorge, además de un homenaje a la bandera real de España. Mostrando el reloj a los comisionados de la ciudad, que buscaban el modo de eludir la cuestión del pago, fijó un plazo transcurrido el cual la escuadra rompería el fuego contra la ciudad. Los dos millones de pesos recibidos fueron enviados, por orden del rey, medio millón para el infante don Carlos y el resto fue remitido a Alicante para sufragar los gastos de la expedición que se alistaba para la conquista de Omán.

En reconocimiento de sus servicios al Rey, éste le concede en 1731 como estandarte para su capitana la bandera morada con el escudo de armas de Felipe V, las órdenes del Espíritu Santo y el Toisón de Oro alrededor y cuatro anclas en sus extremos.[1]

En 1732, a bordo del Santiago mandó una expedición a Oran con 54 buques y 30.000 hombres, y rindió la ciudad, si bien cuando se marchó, Bay Hassan logró reunir tropas y sitiarla. Lezo retornó en su socorro con seis navíos y 5.000 hombres, logrando ahuyentar al pirata argelino tras reñida lucha. No contento con esto, persiguió su nave capitana de 60 cañones, que se refugió en la bahia de Mostagan, baluarte defendido por dos castillos fortificados y 4.000 moros. Ello no arredró a Lezo, que entró tras la nave argelina despreciando el fuego de los fuertes, incendiándola y causando además grave ruina a los castillos. Patrulló después durante meses por aquellos mares, impidiendo que los argelinos recibieran refuerzos de Estambul, hasta que una epidemia le forzó a regresar a Cadiz.

El rey le ascendió en 1734 a teniente general de la Armada. Regresó a América con los navíos Fuerte y Conquistador en 1737 como comandante general de Cartagena de Indias, plaza que tuvo que defender de un sitio (1741) al que la había sometido el ataque del almirante inglés Edward Vernon. La excusa de los ingleses para iniciar un conflicto con España fue el apresamiento de un barco corsario comandado por Robert Jenkins cerca de la costa de Florida. El capitán de navío Julio León Fandiño apresó el barco corsario, y cortó la oreja de su capitán al tiempo que le decía (según el testimonio del inglés): «Ve y dile a tu rey que lo mismo le haré si a lo mismo se atreve.». A la sazón, el tráfico de ultramar español se veía constantemente entorpecido e interrumpido por los piratas ingleses. En su comparecencia ante la Cámara de los Lores, Jenkins denunció el caso con la oreja en la mano, de ahí que los ingleses conozcan el conflicto como «Guerra de la oreja de Jenkins».

Vernon estaba envalentonado tras el saqueo de la mal guarnecida plaza de Portobelo (Panamá), y el inglés desafió a Lezo, a lo que el marino español contestó: «Si hubiera estado yo en Portobelo, no hubiera su Merced insultado impunemente las plazas del Rey mi Señor, porque el ánimo que faltó a los de Portobelo me hubiera sobrado para contener su cobardía».

LA SEGUNDA MAYOR ESCUADRA NAVAL DE TODOS LOS TIEMPOS

La flota inglesa, la agrupación de buques de guerra más grande que hasta entonces había surcado los mares (2.000 cañones dispuestos en 186 barcos, entre navíos de guerra, fragatas, brulotes y buques de transporte, y 23.600 combatientes entre marinos, soldados y esclavos negros macheteros de Jamaica, más 4.000 reclutas de  Virginia bajo las órdenes de Lawrence Washington, medio hermano del futuro libertadorGeorge Washington, superaba en más de 60 navíos a la Gran Armada de Felipe II. Esta flota ha sido la segunda más grande de todos los siglos, después de la armada que atacó las costas de Normandia en la Segunad Guerra Mundial. Para hacerse idea del mérito estratégico de la victoria, baste decir que las defensas de Cartagena no pasaban de 3.000 hombres entre tropa regular, milicianos, 600 indios flecheros traídos del interior, más la marinería y tropa de desembarco de los seis únicos navíos de guerra de los que disponía la ciudad: el Galicia que era la nave Capitana, el San Felipe, el San Carlos, el África el Dragón y el Conquistador. Blas de Lezo, sin embargo, contaba con la experiencia de 22 batallas. Fue una gran victoria con una enorme desproporción entre los dos bandos.

batallacartagena

Ataque de la flota de Lord Vernon a Cartagena de Indias

Tan colosal derrota de los ingleses aseguró el dominio español de los mares durante más de medio siglo hasta que lo perdió en Trafalgar, cosa que la historia inglesa no reconoce. Humillados por la derrota, los ingleses ocultaron monedas y medallas grabadas con anterioridad para celebrar la victoria que nunca llegó. Tan convencidos estaban de la derrota de Cartagena que pusieron monedas en circulación que decían en su anverso: «Los héroes británicos tomaron Cartagena el 1 de abril de 1741» y «La arrogancia española, humillada por el almirante Vernon».

Fue justo lo contrario. Fue la derrota más importante que tuvo nunca Inglaterra. Con sólo seis navíos y 2.830 hombres, y mucha imaginación, Blas de Lezo derrotó a Vernon, que traía 180 navíos y casi 25.000 hombres.

El héroe falleció en dicha ciudad al contraer la peste, enfermedad generada en la ciudad por los cuerpos insepultos ocasionados por los sucesivos combates. Algunos años mas tarde se concedió a la familia Lezo el marquesado de la Real Defensa, quedando perpetuada de este modo, sus hazañas en Cartagena de Indias.

Pocos fueron los que acudieron a su entierro por temor a las represalias de Eslava, Virrey de la ciudad. Este último había tenido continuados enfrentamientos con Blas de Lezo a causa de las decisiones tomadas en la defensa de la ciudad durante el sitio inglés.

LA GRAN BATALLA DE CARTAGENA DE INDIAS

En el siglo XVIII los ingleses, ya jubilados de la piratería y convertidos en una respetada potencia marítima, decidieron cortar la yugular del sistema de flotas atacando Panamá. Su plan era partir la América española en dos y luego lanzarse como rateros sobre sus prósperas ciudades.
Para que la rapiña tuviese visos de honorabilidad se buscaron una excusa: la oreja del capitán Jenkins, cortada por un español por comerciar ilegalmente en Florida. “Ve y dile a tu rey que lo mismo le haré si a lo mismo se atreve”, le dijo el capitán Juan Fandiño a Jenkins, mientras le devolvía el apéndice auditivo. Jenkins volvió a Londres y la armó en la Cámara de los Comunes, mostrando su amojamada oreja como prueba del delito. La batalla estaba servida. Se la conoció como la Guerra de la Oreja, probablemente el nombre más curioso de cuantos se han puesto a los conflictos que han tenido lugar en América.
En diciembre de 1739 el almirante Andrew Vernon se presentó ante Portobelo con la idea de borrarlo del mapa, cosa que hizo sin demasiada dificultad. El gobernador español se lo esperaba, hasta tal punto que pidió que la plata de la Armada del Sur no fuese trasladada a Portobelo. Una victoria pírrica que interrumpió la flota de Los Galeones y poco más. América era muy grande, y los españoles estaban por todas partes.
Fuerte de San Fernando (Cartagena de Indias).El Almirantazgo británico, que, para variar, había subestimado a su enemigo, planeó asestar el golpe definitivo al imperio español en Cartagena de Indias, el puerto más importante del virreinato de Nueva Granada. Cartagena era por aquel entonces un abigarrado cruce de caminos. Cosmopolita y floreciente. Sus calles estaban jalonadas por palacetes barrocos e iglesias. Tenía catedral, y hasta tribunal de la Inquisición propio.
Lo mejor de la ciudad eran, sin embargo, sus defensas. Era la plaza mejor fortificada de América. La bahía que servía de antesala al puerto era una peligrosa cazuela flanqueada de fortalezas artilladas y listas para achicharrar vivo al que se internase de matute en aquel desventurado brazo de mar. Los bastiones de San Felipe y San Luis o el fuerte de El Manzanillo son el testimonio en piedra de una larga historia de abordajes fallidos con olor a pólvora. Dieciocho veces intentaron ingleses y franceses hacerse con Cartagena. Nunca lo consiguieron.
Los ingleses habían planeado el asalto con sumo cuidado. Vernon no quería dar un paso en falso, de modo que no escatimó medios ni hombres para rendir la ciudad. Reunió en Jamaica una asombrosa flota, la más grande desde la Gran Armada española, que se había estrellado contra Inglaterra dos siglos antes. La componían 186 navíos, 23.600 hombres y 3.000 piezas de artillería.
Nada en el mundo podría oponerse a semejante alarde de fuerza bruta. No existía puerto ni flota que pudiese siquiera soñar con repeler el ataque de tal mastodonte flotante. Lo que Dios había dado a los españoles por las buenas, Vernon se lo iba a quitar por las malas.
Cartagena de Indias.En Cartagena sólo había seis barcos de la Armada, y apenas 3.000 hombres para defender la plaza. Sebastián Eslava, virrey de Nueva Granada, nervioso e intranquilo al ver lo que se le venía encima, pidió socorro a La Habana, donde paraba la Real Armada del almirante Torres. El aviso nunca llegó, probablemente porque los ingleses capturaron el navío que lo llevaba. Estaba solo. Él y su opulento virreinato. Cuando llegase a Madrid la noticia de la derrota ya sería demasiado tarde: Cartagena de Indias habría pasado a ser un inexpugnable puerto inglés.
Solo, lo que se dice solo, no estaba. Tenía a Blas de Lezo, un marino de leyenda cuyo nombre causaba terror entre los británicos. Había nacido en Pasajes, un pueblo de Guipúzcoa, y era la viva expresión del héroe guerrero. Había perdido una pierna en Gibraltar, un ojo izquierdo en Tolón y un brazo en Barcelona; todo, luchando contra los ingleses, a quienes había apresado 11 navíos militares y otros tantos piratas. Le llamaban, con cierta sorna no exenta de admiración, “medio hombre”.
Vernon, enterado de que Blas de Lezo se encontraba entre los sitiados, le envió un mensaje desafiante, recordándole lo de Portobelo y haciéndole saber que sus días de gloria tocaban a su fin. El guipuzcoano, vacunado contra la altanería británica, le suministró una dosis de bravata española:
Si hubiera estado yo en Portobelo, no hubiera Usted insultado impunemente las plazas del Rey mi Señor, porque el ánimo que faltó a los de Portobelo me hubiera sobrado para contener su cobardía“.
Ese fue el fin de la correspondencia, al menos con Lezo. Seguro de la victoria, despachó a Inglaterra un barco con la noticia del triunfo y el encargo de acuñar medallas conmemorativas. Tal fijación tenía Vernon por su oponente español que especificó que, en las medallas, apareciese la escena de Blas de Lezo arrodillado entregándole las llaves de la ciudad. Se quedó con las ganas, y todo por vender la piel de oso antes de cazarlo.
monedasdevennon
El 20 de marzo de 1741 la imponente flota de Vernon apareció en Bocachica, la entrada a la bahía de Cartagena. Los baluartes costeros no daban abasto. Para rendirlos, el almirante inglés ordenó un cañoneo intensivo, día y noche sin dar pausa a los artilleros. La fortaleza de San Luis cayó después de haber recibido 6.068 bombas y 18.000 cañonazos, según apuntó Lezo diligentemente en su diario. No había nada que hacer: el fuego era de tal intensidad que los defensores se replegaron hacia el recinto amurallado.
Eslava ordenó hundir los buques de la Armada que quedaban a flote para dificultar el avance inglés. Vernon se abrió camino y desembarcó. El 13 de abril comenzó el asedio de la ciudad. La situación era desesperada: faltaban alimentos y el enemigo no daba tregua. El 17 de abril la infantería británica estaba ya a sólo un kilómetro del castillo de San Felipe. A esas alturas Blas de Lezo había decidido luchar hasta el final, hasta su último suspiro. Muerto antes que derrotado, como en Numancia.
Convencido de que la victoria era posible, trazó un ingenioso plan. Hizo excavar un foso en torno al castillo para que las escalas inglesas se quedasen cortas al intentar tomarlo. Aprovechando que tenía a los mandados con el pico en la mano, les ordenó cavar una trinchera en zigzag, así evitaría que los cañones ingleses se acercasen demasiado y podría soltarles a la temida infantería española en cuanto reculasen. Su última artimaña fue enviar a dos de los suyos al lado inglés. Se fingirían desertores y llevarían a la tropa enemiga hasta un flanco de la muralla bien protegido, donde serían masacrados sin piedad.
El plan del general funcionó a la perfección. Los soldados británicos fueron cayendo en todas las trampas. Las escalas se demostraron insuficientes y hubieron de abandonarlas; al replegarse les esperaban los infantes en las trincheras, con la bayoneta oxidada y sedienta de sangre. El descalabro ante el castillo de San Felipe desmoralizó a los ingleses, que, además, se habían abierto muchos más frentes de los que podían permitirse. Vernon, el engreído Sir Andrew Vernon, se había revelado como un incompetente incapaz de vencer a 850 españoles harapientos y famélicos capitaneados por un anciano tuerto, manco y cojo.
El pánico se apoderó de los casacas rojas, que huyeron despavoridos tras la última carga española. Los artilleros abandonaron sus cañones y cargaron a bayoneta, al grito de: “¡A por ellos, matad a los herejes!”. Mano de santo. Los ingleses salieron en estampida hacia la costa.
La abadia de Westminster.La batalla había dado la vuelta. Los cadáveres no sepultados que se pudrían al inclemente sol del Caribe hicieron aflorar la peste, que se cebaría a gusto con los ingleses en los días siguientes. Incapaz de mantener las posiciones, Vernon ordenó la retirada. Había fracasado estrepitosamente. Tan sólo acertó a pronunciar, entre dientes, una frase: “God damn you, Lezo!“.
Para calmar su mala conciencia, le envió la última carta: “Hemos decidido retirarnos, pero para volver pronto a esta plaza, después de reforzarnos en Jamaica”. A lo que Lezo respondió con ironía: “Para venir a Cartagena es necesario que el rey de Inglaterra construya otra escuadra mayor, porque esta sólo ha quedado para conducir carbón de Irlanda a Londres”.
Los ingleses nunca volvieron, ni a Cartagena ni a importunar los puertos del Caribe, que siguieron siendo hispanos hasta que decidieron ser hispanoamericanos. La factura, simplemente, no se la podían permitir.
Pasarían dos siglos hasta que se reuniese una flota mayor sobre el océano. Sería en el Canal de la Mancha, durante el Desembarco de Normandía.
La humillación fue tal que el rey Jorge II prohibió hablar de la batalla y que se escribiesen relatos sobre ella. A Vernon no se le pidieron responsabilidades, y a su muerte fue enterrado con honores en la abadía de Westminster.
Blas de Lezo corrió una suerte muy diferente. Su país le olvidó y murió solo, de peste, en Cartagena de Indias. Nadie sabe dónde fue enterrado. España es así de ingrata con los hombres que mejor la han servido. Cartagena y los colombianos le siguen recordando, y mantienen viva la memoria del día en que un español de acero asombró al mundo propinando un sonoro bofetón a la arrogancia británica en la cara de su general más prestigioso.

Su memoria en la actualidad

Su memoria es honrada por la Armada Española, donde su nombre se recuerda con el mayor honor que puede rendirse a un marino español, siendo costumbre que exista un navío de la Armada bautizado con su nombre. El último, una fragata de la clase F-100, la Blas de Lezo (F103), que encalló en 2007 durante unos ejercicio de la OTAN en Escocia, curiosamente, no es el único barco con este nombre que sufre percances, ya que el crucero Blas de Lezo se perdió en 1932 al tocar un bajío frente a Finisterre. Existe una placa en su honor en el Panteón de Marinos Ilustres en San Fernando (Cádiz) donde reposan Héroes de la Real Armada Española.

Sin embargo, aunque las proezas de Blas de Lezo estén a la altura de los más grandes héroes de la historia, es un personaje prácticamente olvidado. Actualmente, la empresa española DL-Multimedia está preparando un documental sobre su vida para los canales Historia y Odisea. Además, aunque cuenta con calles en Valencia, Málaga, Las Palmas de Gran Canaria , San Sebastián o Pasajes su ciudad natal, se están recogiendo firmas[2] para dedicarle una calle en la capital de España, Madrid.

Bibliografía

  • En el sexto tomo de Nicolas Lenglet-Dufresnoy, Méthode pour étudier la géographie, París, 1741, se agrega como addendum de última hora, un Diario del sitio de Cartagena en América, escrito anónimamente por un español y traducido al francés por el propio embajador de España en Francia, Luis Rigio y Branciforte, príncipe de Campoflorido, Grande de España.
  • Narración de la defensa de Cartagena de Indias contra el ataque de los ingleses en 1741, publicada por Cristóbal Bermúdez Plata en Sevilla (1912).
  • Dos relatos anónimos publicados por Juan Manuel Zapatero: Diario puntual de lo acaecido en la invasión hecha por los ingleses a la plaza de Cartagena, tardíamente publicado por Manuel Ezequiel, escritas por «un paisano» y publicadas en La Habana.
  • Dos relatos que Guillermo Hernández de Alba hizo públicos: Diario de Enrique Forbes, teniente en el regimiento de Bland y las Noticias de la Provincia de Cartagena de Indias escrita el año 1772.
  • Tobías Smollet, Authentic papers related to the expedition against Carthagena, publicada por Jorge Orlando Melo en su Reportaje de la historia de Colombia, Bogotá: Planeta, 1989.
  • Blas de Lezo, el malquerido, Carlos Alonso de Mendizábal. España, Dossoles, 2008.
  • Don Blas de Lezo. Defensor de Cartagena de Indias, Gonzalo Quintero Saravia. Colombia, Planeta, 2002.
  • El vasco que salvó al Imperio Español. El almirante Blas de Lezo, José Manuel Rodríguez. España, Altera, 2008.
  • Biografía del Caribe, libro tercero, capítulo XVI: «Relato del almirante inglés y el cojo Don Blas», Germán Arciniegas. Editorial Sudamericana SA, 1966.
  • El día que España derrotó a Inglaterra, Pablo Victoria. Editorial Áltera.
  • senyeracabecera

Origen del Catalanismo


Romanticismo decimonónico

La Renaixença, como otras muchas cosas pioneras en Valencia , (el papel, la imprenta, la Biblia, vocabularios, gramáticas, diccionarios, letra de cambio, leyes del mar, el hospital d´ignocents, folls i orats …) floreció primero en el Reino de Valencia, como paladín, que fue, siempre, del progreso.

Fue el notario valenciano Carles Ros, ya en la segunda mitad del siglo XVIII, quien inicia los primeros pasos de la Renaixença Valenciana, anticipándose a los catalanes, en la recuperación de nuestra lengua autóctona : la lengua valenciana.

1833

Con casi cien años de retraso respecto a la Renaixença valenciana los catalanes inician su “Renaixença” con la poesía A la patria de Buenaventura Aribau. Se trata de un poema convencional , escrito en Madrid, en homenaje a su jefe comercial , un tal Remisa con motivo de su fiesta onomástica. En esta poesía, el tal Aribau no habla aún de “lengua catalana”. Sólo nombra, nada menos que cinco veces, a la “llengua llemosina” como su lengua materna.

1841

Esta oda inicial de Aribau fue seguida por Rubió i Orts en su Lo Gayter del Llobregat, en el año 1841. El privilegiado potencial económico de Cataluña en aquel momento y el talante nacionalista de los catalanes, hicieron que el movimiento fuera secundado por políticos, financieros, burguesía y que, finalmente,agudizará la “conciencia de raza” hasta extremos desproporcionados …

1842

En el Padre de la Romanística Europea, el alemán Frederick Diez, publica la primera edición de su “Gramática de las Lengua Románicas “ en la que expone su clasificación de seis lenguas fundamentales “por su importancia literaria”, nacidas del rompimiento del latín :
Dos al este: Italiano y Rumano
Dos al sur-oeste: Español y Portugués
Dos al nor-oeste: Provenzal y Francés
(en esta clasificación no se deja ningún sitio especial al catalán , que es asignado al “dominio del Provenzal” y no es considerada lengua romance independiente, “además de existir en estado latente su fraccionamiento dialectal” (V. E. Vidos: ”Manual de Lingüística Románica”. Universidad de Nimega.1963). Cataluña fue, hasta el 1906, un mosaico de dialectos.

1848

El archivero del Archivo de la Corona de Aragón (Barcelona) Próspero de Bofarull, hace una traducción falseada del “Libre de Repartiment del Regne de Valencia” para inventarse los nombres de las familias catalanas que, según él, vinieron a “traernos el catalán” y a quedarse en Valencia. Pero, como ya se ha dicho, fue una edición tendenciosa y totalmente manipulada entrando casi en los límites de la falsificación, pues leyó única y exclusivamente los “asientos” de la ocupación de tierras que le interesaron, dejando los que le parecieron difíciles o iban contra sus intereses patrioteros. En esencia, la edición de Bofarull estaba absolutamente manipulada ya que no tuvo en cuenta la totalidad del texto, ni la técnica notarial del siglo XIII, ni mucho menos la actual. Tachó a capricho nombres aragoneses y navarros para demostrar la supremacía de catalanes frente al resto.

Los escribas del Rey Jaime I de Aragón el día 7 de Julio de 1237 comenzaron a anotar en el Libro Primero del Repartiment el nombre la persona que asistía al asedio de la ciudad de Valencia y el número de las casas y yugadas de tierras que también se ofrecían. Y así ocurrió hasta después de la ocupación. Los ofrecimientos se hacían para ocupar el reino Musulmán con cristianos, lo cual presuponía la permanencia definitiva del receptor en tierras valencianas. Una vez conquistada la ciudad, comenzaron a hacerse realidad las donaciones, extendiendo los documentos correspondientes, de los que se conservan muchos. Y, tan pronto como este título de propiedad se extendía, los escribas del Rey cancelaban el ofrecimiento con unas señales.

Por eso la edición de Bofarull (1948) (que utilizan los catalanes para justificar “su” ocupación del Reino) fue incorrecta: Porque sólo contiene los nombres de los que recibieron la promesa, pero no se quedaron en Valencia, pues se volvieron a sus tierras. Él cogió solamente los nombres de los que no repoblaron el Reino de Valencia. Y no siempre se siguió tal técnica editorial, pues algunos personajes que se leen correctamente y no son catalanes fueron, posiblemente de forma deliberada, omitidos de la edición.

Una de las preocupaciones del Rey Jaime I fue que no se acumulasen los bienes inmuebles y rústicos en manos de la nobleza y clerecía. Por eso, a partir de el siglo XIV, ya se conocen cifras más precisas sobre los inmigrantes que ocuparon Valencia pues se conservan los “Libres de Avehinaments” (Archivo Municipal del Ayuntamiento de Valencia) donde se registraron los documentos de avecinamiento de cuantos quisieron adquirir la vecindad valenciana.

Realizado el estudio contrastivo de los apellidos que constaban en el “Libre del Repartiment” y de los que luego aparecen en los “Libres de Avehinaments” (y que son la única prueba documental real de quienes se quedaron en Valencia), los porcentajes de inmigración documentada se repartió así:

Siglo XIV, gente procedente de:

Valencianos autóctonos 36%
Catalanes 1´2 %
Castellanos 30%
Extranjeros 1´2 %
Turolenses 28%
Resto Península 2´4%
Zaragozanos 1´2 %

En el siglo XV el porcentaje de catalanes es del 4´23%

En el siglo XVI el porcentaje de catalanes es del 2´5.

(Fuentes: Don Antonio Ubieto Arteta, Doña Desamparados Cabanes Pecourt y Doña Teresa Puerto Ferre entre otros)

Esos porcentajes tan escasos de catalanes en la repoblación del Reino de Valencia certifican la nula y escasa influencia que tuvieron en la gestación de la “parla romanç valenciana” .

1850

El El literato catalán M. Milá i Fontanals utiliza aún en sus escritos el término “Llemosí” para referirse a su lengua.

1854

El Padre de la Romanística, el filólogo alemán Friedrich Díez, publica su “Diccionario etimológico de las Lenguas Románicas” en el que hace su estudio etimológico. En este estudio histórico-comparativo de las lenguas románicas Friedrich Díez llega a la conclusión de que la Lengua Valenciana y el Occitano eran la misma lengua. Y llega a dicha conclusión tras el estudio comparativo de las obras de nuestros clásicos del Siglo de Oro valenciano, Jaume Roig y Ausias March con obras de otros autores de menor relevancia del diasistema occitano-románico.

Pero, dado que, dentro de dicho diasistema, la Lengua Valenciana es, por categoría histórica, la primera que posee un Siglo de Oro de literatura, con su pleno standard, sus gramáticas y diccionarios y su autonomía léxica, fonética, morfosintáctica y semántica, es por eso que, cuando se habla de Occitano, en realidad, se está hablando de Lengua Valenciana. Y sin olvidar que el Occitano usaba también el “lo” y la “ch”, tan genuinos del valenciano.

1859

Convocatoria de los primeros “Jòchs Florals “ del Liceu Valenciá, que culminará con la creación de “Lo Rat Penat” a instancias de Constantí Llombart. Esta primera generación de “poetes de la Renaixença valenciana” la componen: Querol, Pasqual i Genís, J. Labaila , Ferrer i Bigné, liderados por Teodoro Llorente.

El 1 de Mayo del mismo año se celebran los primeros “Jochs Florals de Barcelona: Patria. Fides. Amor” bajo los auspicios del archivero manipulador P. Bofarull, responsable, a partir de entonces de la desaparición de una gran cantidad de documentos valencianos en el ACA (Archivo de la Corona de Aragón, sito en Barcelona). Documentos que; según el profesor Ubieto, eran “incómodos” a sus falsas tesis sobre la “ocupación” lingüística del Reino de Valencia (ver Capítulo S. XIII. Cap. 4.2)

1860

La Renaixença Valenciana se organiza en dos vertientes: “els poetes d´espardenya”, grupo progresista, capitaneado por Constantí Llombart; y “els poetes de guant”, grupo conservador, liderado por Teodoro Llorente, con encontradas opiniones sobre el modelo de lengua preferido y que tenía enfrente a Bernat i Baldoví, a Escalante y a otros y en medio a Constantí Llombart, fundador de la sociedad de amantes de las glorias valencianas Lo Rat Penat, intentando recoger las dos tendencias. Pero, por supuesto, no cabía duda en ninguno de los casos sobre la denominación de Lengua Valenciana, dado su acreditado pedigrí histórico.

En Cataluña surgen protestas contra la ortografía “revisada” del manipulador Bofarull y se nombra secretario “dels Jochs Florals” de Barcelona a Adolfo Blanch (con ch). En esa convocatoria cada concursante todavía usaba “su” particular ortografía, lo que revela la caótica situación de la ortografía catalana, que todavía era llamada “llemosí” por Aribau y otros. El panorama catalán era el de un mosaico de dialectos provenzales de camino hacia la “selección natural” por imposición del dialecto barceloní ( al ser el más hablado).

1861

El 1 El 9 de febrero se intenta en Barcelona una nueva reunión para “unificar” la ortografía que, hasta entonces, era caótica. La reunión para “normalitzar” en la que participaron Milá y Fontanals, Víctor Balaguer, Blanch, Flotats y Bofarull fue un auténtico fracaso.

1862

El Consistorio de los Juegos Florales trataba de conseguir la “normalización” de la ortografía, que seguía caótica, y se presentan dos proyectos: uno de Milá y Fontanals y otro el de l´Academia de les Bones Lletres” de Balari. El Consistorio de Barcelona se vio ante dos proyectos enfrentados pero, para evitar una especie de guerra civil interna, se evitó tomar una decisión.

Las dos corrientes, muy arcaizantes, proponían restaurar la antigua koiné, una lengua literaria basada en los clásicos y superpuesta a las variantes dialectales…

1868

Se funda el nacionalismo catalán: Valentín Admirall, su fundador, grita su ¡Guerra a Madrid! Y su biógrafo, el también nacionalista Rovira i Virgili, le define como: “quien trazó el plan político de Cataluña y quien escogió el federalismo como fórmula de gobierno ”. Todo un anticipo del invento independentista al que el nacionalcatalanismo aspira desde entonces.

1871

Nace en Benimarfull el gran filólogo valenciano del siglo XX Lluïs Fullana Mira, primer catedrático le Lengua Valenciana de la Universidad de Valencia, Acádemico de la Real Academia Española de la Lengua (1928) y para quien el Presidente de la II República Española, el socialista Manuel Azaña, creará, por decreto, el 21 de noviembre de 1936 la Cátedra de Lengua y Literatura Valenciana. Fullana será, junto al filólogo castellonense Mossen . Josep Maria Guinot i Galán, los dos investigadores de mayor rigurosidad científica, y de necesaria referencia para los estudiosos de la Lengua Valenciana del siglo XX y XXI.

1871

El padre de la Romanística Europea, Frédéric Díez, publica la tercera edición de su “Gramática de las Lenguas Románicas” en la que mantiene su clasificación anterior en las seis lenguas fundamentales por su importancia literaria, nacidas del rompimiento del Latín.

1873

Siguiendo la definición del Padre de la Romanística Friedrich Díez, Mayans i Siscar también afirmaba en 1873 que “el catalán es un dialecto del lemosín” (“Orígenes del español”. Madrid 1873).

Pero, siguiendo la manipuladora escuela del archivero Bofarull , el catalán Milá i Fontanals inventó la falsedad de llamar a la histórica Lengua Valenciana “ un dialecto occidental del catalán” así como el embuste del sonsonete sobre la “clasificación rigurosamente científica del catalán“, afirmaciones ambas carentes del más mínimo rigor lingüístico pero que siguen rodando por algunos claustros universitarios, carentes de la legitimidad científica que predican.

1890

El filologo suizo W. Meyer-Lübke, discípulo de Frederick Diez , publica su obra : ”Gramática de las Lenguas Románicas” en la que continúa la misma clasificación anterior de su maestro y donde dice (pág 4):” En el este la transición se opera poco a poco con el catalán en el Rosellón: esta última habla (parler), que no es más que un dialecto provenzal”…

El mismo 1890 Prat de la Riba (1870-1941), el ideólogo número uno del fascismo español, crea la “nacionalitat catalana” y “la Catalunya Gran”. Los movimientos totalitarios europeos (nacionalsocialismo, comunismo y fascismo) penetran en Catalunya y atizan el fuego de su patrioterismo. La lengua será instrumento de agitación patriotera.

De la Riba será nombrado Presidente de la Mancomunidad Catalana y de la Lliga Regionalista de Catalunya . Es el inspirador de las Bases de Manresa, crea el Anteproyecto de l´Estatut Regional, y, posteriormente, fundará el Institut d´Estudis Catalans. Elabora una historia falsa de Catalunya y sus teorías imitan las teorías expansionistas del II Reich cuando dice:

“Todos los conquistadores lo primero que procuran es introducir su idioma en los paises conquistados”,… “Hay que dominar por la fuerza de la cultura”… “El imperialismo es hijo natural del nacionalismo: cuando éste se encuentra exultante dentro de sus fronteras, se desborda inundando las tierras vecinas”… Y se inventa aquello de: “El enemigo de Cataluña es el Estado Español”…, que tan buena escuela de imitadores ha tenido hasta nuestros días, para chantajear prebendas en su propio beneficio , a costa de su insolidaridad con los demás. El imperialismo catalán lleva, pues, más de cien años “desbordándose sobre tierras vecinas”.

1891

En la revista “L´Avenç” del 31 de Marzo de 1891 el joven ingeniero cubano Pompeu Fabra i Poch, Jaume Massó i Torrents, Joaquim Casas i Carbó dicen que una misma ortografía para el catalán, el valenciano y el mallorquín es “impossible perquè és contra natura”. (Algo muy distinto será el tono amenazante del mismo Pompeu Fabra a los valencianos, en 1930, cuando nos quiso imponer su normativa I.E.C. del dialecto barceloní: “El que aneu a fer es molt arriscat”…).

Los hombres de L´Avenç, desentendiéndose de la antigua koiné, se lanzaron a la actualización y sistematización del dialecto barceloní con el fin de convertirlo en el moderno catalán literario. Y así, entre todo el mosaico de dialectos catalanes nacidos del provenzal, eligieron e impusieron como “standard” de referencia el “infame e infecto dialecto barceloni”, según definición del erudito Padre Batllori.

Evidentemente era “contra natura” imponer la ortografía de un dialecto barceloní”, sin pedigrí histórico, a una lengua valenciana histórica.

Pompeu Fabra publica su “Ensayo de gramática del catalán moderno” donde explica que el sistema gramatical que se va a adoptar será una normativa que tome como modelo el dialecto barceloní y no el del interior, más rural, porque el barceloní era “la parla más viva” de las que entonces se hablaban….

1902

Pompeu Fabra gana una cátedra de química en la Escuela de Ingenieros de Bilbao y se traslada al País Vasco donde su patrioterismo nacionalista se contagia de los efluvios ensoñadores del vasco Sabino Arana.

1904

En Valencia el grupo de Puig Torralva, Badenes Dalmau, Ramón Cabrelles, Eduart Boix, Isidre Torres y Francesc Costell fundaba la organización denominada “Valencia Nova”, catalanista, muy politizada y con fuertes vínculos con “Solidaritat Catalana”. Su objetivo era hacer seguidismo de la normativa catalana que se estaba gestando.

El erudito catalán Miguel i Planas en su prologo al “Cançoner Satiric Valenciá dels segles XV i XVI” reconoce la primacía de la lengua y cultura valenciana y confiesa con un toque de inocente sinceridad: “Visto el caso (de la lengua) desde Cataluña, no cabe duda de que , cuando más extremen los valencianos las pretensiones de autonomía de su variedad idiomática , frente al catalán , mayor necesidad hay por nuestra parte de reivindicar la unidad lingüística de las gentes que pueblan la franja levantina de la península con las Islas Baleares”…. “privar a Cataluña y a su literatura de de la aportación que representa la producción de las letras valencianas de aquella época .. sería dejar nuestra historia literaria truncada en el centro de su crecimiento y ufanía; más aún : sería arrancar de la literatura catalana la poesía casi por completo , porque en ningún otro momento , antes de la Renaixença ha llegado a adquirir el esplendor con que se nos muestra gracias a los Ausias March , a los Roiç de Corella , a los Jaume Roig , a los Gaçull , a los Fenollar y otros cien más …”. Todos ellos valencianos.

El cura payés mallorquín mosén Antoni Alcover, para inflamar a la burguesía catalana (que ya contaba con ingeniosos fabricantes de su nacionalismo “a la carta”), organiza el I Congreso Internacional de la Lengua Catalana y utiliza al profesor alemán Schadel para hacer viable una primera gramática catalana (la lengua valenciana ya había tenído su primer diccionario cuatro siglos antes desde 1489 con su “Liber Elegantiarum” , escrito por el notario Joan Esteve en 1472 y editado en Venecia en 1489, en latín y valenciano, como consta en el incunable: “latina et valentiana lengua”… “el mes antic llexic d’una llengua romanç”… Con gramáticas y vocabularios, que proliferaron desde el Siglo de Oro valenciano y en los que aprendieron su lengua los catalanes.

Mosén Alcover expuso a sus asesores barceloneses el proyecto del profesor alemán, pero lo encontraron irrealizable porque no existía en toda Cataluña ni una docena de lingüistas especializados capaces de hacer el estudio de una manera científica ni con garantías de seriedad.

Como era natural, el proyecto entusiasmó a la burguesía nacionalista y se formó una comisión organizadora que invitó a lingüistas extranjeros y castellanos, que eran los únicos expertos en la romanística moderna. Se inscribieron tres mil congresistas, entre ellos: Menéndez y Pelayo, E. Vergel, F. Mistral, A. Gómez Restrero, A. Farinelli, A. Körosi, J. Fastenrath, y otros.

El 13 de Octubre se inauguró el congreso en el Teatro Principal de Barcelona con un discurso patriotero y de tintes exaltados por Mosén Alcocer, alentando a todos los catalanes a “crear” la primera gramática y diccionario de la lengua catalana.

Fragmentos de Cronología Historica de la Lengua Valenciana, ISBN: 9788477954705. MªTeresa Puerto Ferre

La Historia que nadie se atrevió a contar sobre la verdadera Ruta Destroy o ruta del Bacalao


PREAMBULO

La semilla de la denominada “Ruta Destroy” se sembró a caballo entre finales de los 70 y primeros 80, dentro de lo que fue la particular “Movida Valenciana”, movimiento que a pesar de tener mucha menos repercusión mediática que la conocida Movida Madrileña y de haber sido injustamente marginada, muchos afirman que tuvo tanta o mayor importancia real que esta, no solo por la infinidad de grupos autóctonos que aparecieron y la vitalidad cultural que aportaron a la ciudad de Valencia, mientras que la verdadera movida madrileña fue en realidad, en palabras de muchos que la vivieron, disfrutada por unos pocos privilegiados, sino porque esta otra movida, la valenciana, actuó como potente catalizador para que una ingente cantidad de grupos extranjeros, principalmente e inicialmente británicos, fueran dados a conocer en toda España, a través de Valencia, donde dieron su primer paso en la península, para después dar el salto al resto del país. Además, la de Valencia acabó derivando en el culto a esos centros de ocio llamados discotecas, creando por primera vez en España un movimiento de música de baile con sonidos que hasta entonces no eran entendidos como tal, sonidos de importación que asiduamente traían los disc-jockeys valencianos y otros personajes importantes directamente desde Londres, Manchester, y otras ciudades europeas. Lo que derivó en la posteriormente llamada Ruta Destroy. El término movida valenciana, de hecho, se ha extendido hasta incluir a la movida discotequera de la Ruta Destroy.

A finales de los 70, en plena transición, la ciudad de Valencia, que por aquel entonces apenas llamaba la atención en cualquier aspecto cultural, político o social, quiso reclamar su parte de protagonismo. Durante la era Post-Punk y New Romantic (la llamada era new wave), la ciudad empezó a florecer, no sólo musicalmente sino también culturalmente. Empezaron a aparecer grupos musicales autóctonos con una marcada tendencia vanguardista, y de una manera menos mediática que en Madrid. Se dice que mientras en Madrid, los iniciadores del movimiento fueron Kaka de Luxe y Burning, en Valencia lo fueron, en 1979, La Banda de Gaal y seguidamente La Morgue. Grupos como Seguridad Social, Video, Glamour, Comité Cisne, Betty Troupe, In Fraganti, La Morgue o Interterror lideraban una legión de artistas valencianos que apostaban por los nuevos sonidos llegados directamente del Reino Unido o Alemania, y empezaban a poner de moda la imagen del post-modernismo de principios de los 80, con looks elegantes, sofisticados y estridentes, heredados y evolucionados de la era punk. En esa época, un local sobresalió entre todos por su amalgama cultural, Pyjamarama, pero hubo otros, como Bowie, Gasolinera, Tropical (que años más tarde se conocería como ACTV), Video, Estandarte o Planta Baja. Asimismo, debido a esta apertura en Valencia a sonidos no tan convencionales, muchos grupos extranjeros empezaban su andadura por tierras españolas pisando primero Valencia, como el caso de Soft Cell. La gente empezó a interesarse cada vez más por estos sonidos de synth-pop/rock/pop/gótico, etc, en su mayoría procedentes de las islas británicas, en una época con demasiada influencia de la canción ligera y de cantautor. En aquel momento, sin embargo, aún no había ninguna discoteca que realmente pinchase esa clase de sonidos. Dichos sonidos no iban ligados a la música de baile, que aún estaba basada casi exclusivamente en música negra (funk, los inicios del house, etc) y sonidos disco europeos como el italo-disco, y por ello, aún no se entendían como tal, por lo cual aún estaban relegados a las salas de conciertos y los bares de copas. Seguían existiendo exclusivamente las boîtes y salas de fiesta setenteras, tapizadas y llenas de espejos.

Fue a raíz de abrirse una sala llamada Oggi, auspiciada por el principal precursor y gurú de la movida discotequera, Juan Santamaría, cuando esos sonidos, y toda clase de rarezas electrónicas y guitarreras, eran pinchados para un público aún muy selecto y con grandes inquietudes musicales y culturales. La sala no tardó en decaer por oscuros derroteros (gente adicta a la heroína y otros problemas). Más adelante, la misma gente responsable del Oggi se trasladó a la sala Metrópolis, en un intento de agrupar a todas las tribus urbanas de Valencia (rockers, mods seguidores del garage rock o del ska y otros sonidos con marcada influencia sesentera, nuevos románticos, punks, góticos, etc), tribus que por aquel entonces y durante todos los 80 fueron muy prolíficas. Esto no estuvo exento de problemas, ya que muchas de estas tribus urbanas rivalizabasn entre sí, como los rockers y mods. Hasta que la fiesta se trasladó a una sala llamada Barraca, en Les Palmeres (Sueca).

Valencia 1982

Barraca empieza la fiebre

Todo se puede decir que empezó allá por 1982 , Barraca una legendaria discoteca cambio su forma de entender la música y cambio su ambiente por uno mas radical y liberal ,los sonidos electrónicos principalmente alemanes hacían presencia en Barraca, esta discoteca que fue inaugurada allá por 1976 dio el paso definitivo para empezar toda esta locura cuando decidió cambiar el panorama musical de su local de ocio . Front 242 ,Kraftwerck ,Ultravox , Anne Clarke ,Invisible Limits , Farm ,Vicius Pink , A split second etre otros empezaban a sonar por las noches de Barraca Destroy , la fiebre estaba cerca de llegar las sesiones se hacían cada vez mas largas y se hacia normal ver amanecer en su terraza , aun así Barraca aun no era del todo conocida hasta que Abrió Chocolate en Septiembre de 1982 ,fue el impulso definitivo para comenzar la ruta ,la gente se empezó a congregar por aquélla zona entre el Perelló y Sueca , en 1983 se hacían populares los viajes de una discoteca a otra ,Chocolate impulso sus sonidos hacia un corte mas radical y vibrante ,Barraca se encomendaba mas a sonidos mas Synt Pop y electrónico melódicos , Los denominados chocolateros disfrutaban como enanos con la maquinaria alemana (industrial) que Chocolate tanto apreciaba pinchar es sus locas sesiones hasta el amanecer , todo esto impulsado por una droga que iba a ser determinante para forjar la leyenda .LA MESCALINA ,una mezcla de excitantes con estimulantes varios tales como anfetamina, centramina y lisedrinas ,estas drogas mezcladas con alcohol revitalizaban las ganas de bailar y las ansias (virtuales) de vivir .

1984-Nace Spook Factory


Todo era buen royo por Barraca y Chocolate ,sus interminables sesiones se hicieron famosas en 1984 ,cuando abrió para muchos la mejor discoteca de todos los tiempos en la península ,Spook Factory la mas psicodélica y excéntrica discoteca de la costa levantina una leyenda viva ,rompió moldes con sus sesiones matutinas abriendo viernes y sábados ,atrayendo así a gente necesitada de experiencias radicales de evasión , la ruta empezaba a tomar forma ,Valencia se esgrimía como la capital mundial de la fiesta Techno , los grupos alemanes electrónicos eran los lideres en las sesiones de las discotecas ,la música Industrial llegaba su máximo esplendor con los Front 242 este grupo nacido en 1982 hizo las delicias de los jóvenes de la época con sus sonidos radicales y sus vibrantes percusiones electrónicas .

¿por qué Valencia? Porque Valencia fue la ciudad elegida para la evasión y la expansión de libertades y no por ejemplo Madrid o Barcelona , hay muchas respuestas ,muchas lógicas e ilógicas pero la que mas se sustenta es la idea de que tras la represión por la muerte del caudillo Madrid estaba muy en el punto de mira y Barcelona se cernía como una ciudad nacional socialista . Valencia estaba liberada de toda presión social y era idónea para crear un ambiente evasivo de euforia compartida , esta libertad se empezaba anotar en la misma ciudad donde locales nocturnos cerraban sus puertas entre las 5 y 6 de la madrugada ,con esta premisa era fácilmente adivinable lo que se venia encima.

1986-Se forma la ruta

En 1986 abrió Puzzle ,la mas colorista de la ruta Destroy ,sus sonidos mas light y sus increíbles y novedosos robots de luces hacían estragos entre los que precisaban sonidos mas bailables y menos radicales como los pinchados en SpookFactory y Chocolate , Red Flag ,Camouflage ,Cretu , Farm ,Movement eran grupos mas de acordes con la filosofía de Puzzle , pronto capto mas adeptos a su música mas ligera pero bailable como pocas , la ruta ya había tomado la forma deseada ,después vendrían mas pero los auténticos promotores de esta ruta fueron Barraca ,Chocolate ,Spook Factory y Puzzle , situadas en el Perelló la mayoría de ellas y en el Saler , El triangulo de las bermudas se determino a las tres discotecas que se congregaban en el Perelló , Barraca Chocolate y Puzzle , mientras tanto en la ciudad los locales seguían cerrando a las 5 y 6 de la madrugada ,muchos de los que cerraban los garitos de la ciudad tenían ganas de fiesta ,frase que se hizo famosa por la ruta ,y no dudaban en acudir a Puzzle o Chocolate , cuando llegaban a estas discotecas ya estaba amaneciendo y cuando entraban cerraban a las pocas horas 8 o 10 esto hizo que el publico animara a los Dj a seguir pinchando sin parar ,asi sucesivamente cada fin de semana ,poco a poco las sesiones se hacían mas largas ,11Am,12Pm,13Pm horas hasta llegar a sesiones verdaderamente de locura ,las 15:00 horas ,Puzzle y Barraca llegaban a cerrar a las 3 de la tarde ,sesiones maratonianas de puro infarto ,en 1987 la Mescalina hacia poco a poco su desaparición para dejar su lugar al Speed verdadera alma de la ruta Destroy ,el Speed era el aliciente perfecto para activarte cara al fin de semana ,el Speed ya existía mucho antes , sus derivados son casi al 100% anfetamina pura , esta droga en polvo era una verdadera bomba para la gente que quería vivir sin dormir ,otra de las frases que se hicieron famosas en la ruta Destroy .

1987 nace Espiral alargándose la ruta

Y llego Espiral en la primavera de 1987 apartada de la ruta pero igual de importante en su estructura ,era una discoteca con piscina de forma redondeada(hoy un restaurante, cada vez que paso por allí sonrió irónicamente) ,en poco tiempo Espiral iba a ser la discoteca mas loca de Valencia ,los mas desfasados se citaban en espiral ,los cuartos de baño eran compartidos por chicos y chicas que se drogaban en la mismísima discoteca , la droga circulaba por las discotecas con total libertad ,era fácil ver alguien hacerse un tiro en la misma pista de baile ,el descaro era tal que incluso algún Dj que otro se hacia su propio tiro encima del vinilo que estaba pinchando . Eran tiempos de máxima locura ,no habia control solo descontrol ,la música electrónica se hacia cada vez mas famosa y el Rock gótico y el Synth Pop daban el paso definitivo a la maquinaria pura y dura ,la maquinaria alemana se hacia dueña de la mayoría de las pistas de la ruta Destroy ,se escuchaban por entonces a grupos como los Propaganda y su P.machinery ,verdadera revolución electrónica musical , era la época de los sonidos electrónicos obscuros , el publico que se juntaba en las salas bailaban como verdaderas maquinas industriales ,autómatas alimentados por sintéticas substancias que mezclaban con ríos de alcohol ,todo el mundo bailaba ,ni una sola alma estaba quieta ,cientos sino miles de jóvenes bailaban al compás de la maquinaria mas electrizante ,la ruta entraba definitivamente en su apogeo ,1988 fue su año dorado , ya se había forjado la ruta a seguir ,se empezaba la noche en Barraca ,mas tarde sobre las 5:00 los jóvenes se iban a chocolate o Spook Factory y a las 10:00Am si habían ganas(que las habían y muchas ) la gente prefería irse a Puzzle mucho mas sosegados , al mediodía la mayoría se iban a casa a pegarse una duchita y volver de fiesta a Barraca que abría por las tardes a partir de las 17:00Pm ,hasta alcanzar la noche entre compases musicales de locura , a las 2:00Am del lunes solía cerrar y la gente se marchaba a casa ,hasta la inminente llegada de A.C.T.V ,que hizo aparición con una peculiar presentación en la misma playa , en 1989 A.C.T.V. empezó abriendo sábados y domingos ,pero con el tiempo se forjaría como una discoteca de final de recorrido rutero ,o lo que es lo mismo ,iba a ser la discoteca con MAYÚSCULAS en la que la mayoría de jóvenes que habían comenzado la fiesta el viernes por la noche ,iban a terminarla el lunes por la madrugada en A.C.T.V ,tiempos de verdadera paranoia y locura generalizada , las ventanas horarias ya estaba formadas de tal modo que Spook Factory se empezaba a llenar de gente los viernes por la noche , era la discoteca ideal para empezar el fin de semana Destroy , el sábado por la noche sin duda Barraca ,Puzzle y Chocolate eran los dueños del movimiento rutero ,y lo domingos por la tarde Barraca y Espiral hasta llegar al domingo por la noche donde ACTV hacia su innegable presencia y donde la gente mataba sus últimos suspiros y fuerzas del fin de semana ,todo esto con la libertad horaria de hacer lo que sea y cuando sea ,el ocio nocturno se había instaurado en Valencia de forma irrevocable ,eran los mejores tiempos de la ruta sin duda alguna ,1989 iba a ser testigo de ello , la gran expansión a nivel nacional e internacional que la ruta Destroy iba a tener estaba llegando por todas las partes , los primeros madrileños y catalanes empezaban a fijarse en Valencia como destino a la evasión total de libertad , Valencia era una ciudad donde nadie dormía y donde todos hacían lo que querían y cuando querían ,la noche estaba servida ,los nocturnos eran ejércitos con ganas de pasarlo de locura ,costase lo que costase , Techno, drogas ,sexo y alcohol recorrían con mas fuerza la ruta Destroy , la llegada de una nueva droga pero no tan desconocida a la ruta ,iba a cambiar la fisonomía y el talante de la ruta Destroy , LAS PASTILLAS MARRONES ,traídas de los países bajos empezaban a hacer furor ,el Speed que tanto circulaba por las salas empezaba a mezclarse con aquella pastilla con forma de galleta , eran los tiempos del Hacid House ,una locura musical importada de los partys londinenses, fiestas privadas donde la gente se ponía hasta arriba de todo(acidos ,pastillas ,Speed…) a escondidas de la policía en locales clandestinos , En Valencia en cambio las fiestas que se montaban en la ruta eran totalmente legales ,no había que esconderse de nada ni de nadie era lo que realmente hacia de la ruta algo tan especial y peculiar ,un fenómeno sociocultural digno de ser estudiado . En 1989 Empezaban los sonidos electrónicos medieboeletrofranciscanos(por llamarlo de alguna forma) o lo que era lo mismo ,una fiebre de sonidos sacados de la edad medieval royo Karmina Burana o Enigma ,donde casi el 30% de los temas que se hacían por aquel año empezaban con voces franciscanas ,apocalípticas ,místicas o religiosas , por citar algún grupo los Misterius Art y los Megabeat entre otros , eran temas melódicos que empezaban de forma muy tranquila pero misteriosa hasta tomar el ritmo adecuado y acabar bailando el temazo a un ritmo frenético como pocos en las pistas de baile del desmadre Valenciano , corrían los últimos tiempos para adentrarse en la nueva década de los 90 y la ruta era proclamada zona de alto riesgo por juergas sin control . Lo que definitivamente abrio las puertas a toda la gente joven habiada de pasárselo de miedo sin control alguno .

1990 la ruta llega a su cenit

1990 seria el año en el que la ruta seria conocida por todos aquellos que buscaban en la noche algo mas que 3 o 4 horas de baile . Valencia era el centro de las miradas de todos aquellos que querían sentir el aroma de la madrugada ,el viento del amanecer al salir de la discoteca al despuntar el alba.

Para aquellos románticos que soñaban con ver amanecer en el parking mientras su chica le abrazaba extasiada por el embrujo nocturno de la libertad de la ruta mítica Destroy . Con la entrada en la nueva década surgía una nueva forma de entender la noche , y las discotecas se ampliaban a la zona del parking donde se montaban verdaderas locuras festivaleras . En el parking se podía bailar mientras tenias el radiocasete del coche a toda pastilla , se montaban verdaderas juergas de amigos que se reencontraban en el parking y acababan 5,6,o 7 dentro de un coche esnifando Speed y bebiendo sin parar y los mas canallas se dedicaban a ligar con las bellezas mas representativas del lugar, eran otros tiempos ,mas modernos pero igual de locos , la fiebre del parking se consumo con la apertura del NOD en 1989 (Don Julio), esta discoteca situada cerca de Ribarroja ,era el máximo exponente de las fiestas en los parking ,con el resultado en el tiempo de que en su parking se llegaron a hacer sesiones interminables de 24 horas non STOP ,sustituyendo las salas de baile por el polvoriento parking ,donde se formaban increíbles hafter hours .

1991 Las sesiones interminables.

1991 fue el año de los records ,NOD batió el record de una sesión de baile en su parking con mas de 24 horas sin parar de bailar , y Barraca por su parte inauguro en su sala la sesión mas larga reconocida hasta la fecha en cualquier discoteca europea ,48 horas de sesión de baile , una verdadera y apoteósica locura musical , 2 dias bailando al ritmo que mandan los platos , eran también la época del resurgir del sonido de Valencia,que ya llevaba tiempo en el anonimato (el sonido de Valencia sonaba ya por 1988) ,MEGABEAT ,PIROPO ALDUS HAZA entre otros sonaban con mas fuerza que nunca ,eran grupos levantinos que con sus sonidos hacían vibrar a los ruteros de la época ,una filosofía musical que hizo mas famosa aun si cabe a la ruta Destroy(Ruta del bacalao para aquellos que se incorporaron tarde) Los MEGABEAT con Fran trax y Leonar a la cabeza ,ex Dj de Spook Factory fueron el grupo con mas seguidores de la época ,sus canciones te hacían sentir que estabas viviendo en autentica libertad ,y que los sonidos electrónicos mas puros del grupo te transportaban mas allá de lo que tu mente podía imaginar , compusieron multitud de temas ,verdaderas joyas musicales ,que ya han caído en el olvido ,pero muchos de nosotros recordaremos y que fueron ellos los pioneros del sonido de Valencia junto con la gente joven que bailaba sin cesar al son de sus ritmos mas frenéticos y míticos .

A caballo entre las décadas 80 y 90, fueron apareciendo nuevas salas, de importancia relevante, sí, pero todas y cada una girando al son que marcaban las más veteranas. Discotecas como Heaven, anteriormente llamada Pomelo, pequeña sala cavernosa cercana a Puzzle, pero más contundente y embrutecida, la cual tenía uno de los parkings más activos, provocando verdaderos quebraderos de cabeza e incluso caras de incredulidad a los sufridos domingueros que pasaban junto a ella por la carretera de El Perelló rumbo a sus apartamentos, y cuyas principales sesiones eran las de domingos a partir de la mañana; Villa Adelina, junto a Barraca, que no era sino un chalet con una amplia terraza que la hizo famosa; Zona, discoteca perteneciente al eje Espiral-NOD, la cual se hizo realmente peculiar porque se especializó en sus sesiones de lunes por la mañana, que podían alargarse hasta el martes de madrugada (algo impensable hoy en día en una discoteca de esas dimensiones), y donde atraía a quienes trabajaban durante el fin de semana en la noche o en la hostelería, no solo de Valencia, sino también de ciudades más alejadas como Madrid o Barcelona (en estas ciudades no existía nada igual a esa escala para este tipo de trabajadores), y también a la gente que aún aguantaba la fiesta, generalmente gente muy desfasada pero no conflictiva; El Templo, ubicada en Cullera, no muy lejos de Chocolate, baluarte del popular Chimo Bayo, impactante visualmente por sus aires industriales de refinería que emergía de entre los campos de arroz, y cuyas sesiones eminentemente ebm, new beat y techno las combinaba con ratos de alentamiento a sus fieles seguidores, o de acompañamiento musical-vocal, a través del micro. Por este motivo, esta sala tuvo su público fiel, pero también sus detractores. Chimo Bayo, popular gurú de la época, DJ y productor, años antes había dirigido otra sala ligada musicalmente a la ruta (no en vano podría ser incluída), aunque algo más alejada, la discoteca Arsenal de Oliva, un municipio valenciano junto a Gandía, abierta desde 1986. El Templo mantuvo su éxito durante relativamente poco tiempo, fiel reflejo del éxito de la imagen de casa, Chimo Bayo, y acabó cerrando cuando la imagen de este decayó, reabriéndose como NOD Cullera, sala que realmente no consiguió cuajar.

Otras salas dignas de ser mencionadas, por su cercanía a Valencia, y por lo tanto a las salas más importantes, y donde mucha gente alternaba entre unas y otras, fueron KU-Manises, que recogía a gente procedente de otras discotecas a últimas horas de la madrugada, y la cual años después, alrededor de 1994, se convertiría en iniciadora y abanderada del movimiento remember, que rescataba la música de la época dorada de la Ruta, Esquema, en Massalavés, donde Arturo Roger, DJ de ACTV, también pinchaba un excelente combinado musical los sábados noche, aunque más ligero que el que le hizo famoso en ACTV. Amadeus (o AMD) situada en Alfafar, junto a un importante centro comercial, la cual antes se había llamado Sucre, una discoteca muy frecuentada por las tribus urbanas del área metropolitana; El Torero, bar de copas con terraza junto a Spook Factory (en el mismo parking), con música más cañera que esta, que empezó siendo un bar de música rock, y se convirtió en una pequeña sala que la complementaba, lo mismo que Tropical, en el mismo edificio que ACTV, donde la gente se preparaba para entrar en ACTV o se relajaba entre salida y entrada; Galaxy, muy cerca de Espiral y Zona, también en la zona interior, al igual que Karma, una pequeña sala con forma de pirámide; Banana’s, macrodiscoteca situada en Sollana, cerca de Sueca, con una enorme terraza-jardín descubierta que en sus inicios en 1989 estuvo dirigida a gente del mismo estilo que Puzzle, con música synth-pop y techno-pop, o Resaca Playa, primera gran terraza de verano en Valencia, situada junto al mar, en la pedanía de Port Saplaya, perteneciente al término de Alboraya, que durante los meses de estío empezó a atraer, sobre todo los jueves noche, a “ruteros” habituales.

Ya en el año 1991 llegó a producirse un verdadero movimiento social de dimensiones extraordinarias. Más de 30.000 jóvenes de todas partes de España se congregaban, sólo en las diferentes discotecas de la Ruta Destroy, en torno a la ciudad del Turia, para pasar fines de semana inolvidables. Se habla de 50.000 en sus fines de semana más relevantes. Muchos de ellos hacían casi cada semana cientos de kilómetros sólo por vivir la llamada fiesta valenciana, también conocido como festival valenciano. Adicionalmente, empezó a hacerse muy común el hecho de fletar autobuses desde cualquier punto de la península para un desplazamiento más cómodo y barato junto con gente del mismo signo. Pero aunque este año y el siguiente marcaron el final de una época gloriosa, el boom de jóvenes llegados de todas partes continuaría hasta el año 1994. A partir de 1995 el descenso fue en picado.

1992 la ruta se hace mayor

En 1992 Spook se hace la dueña de las sesiones nocturnas de los viernes ,ACTV de los lunes por la madrugada y puzzle ,chocolate y Barraca comparten locas sesiones etre sala y sala , surgen las compenetraciones entre las 3 grandes discotecas del Perellonet ,el llamado triangula de las bermudas , el tema Dune de Espiral se oye en toda Europa, son tiempos felices por la ruta, ,se instaura definitivamente el éxtasis como droga mas consumida de la época y el espeed desaparece poco a poco, ,hasta dejar su afamado puesto a las drogas de diseño que estaban pegando fuerte desde los Países Bajos ,(Holanda) e Inglaterra . Con la llegada de esta droga en demasía se llegan a los famosos accidentes mortales de la ruta , era un mal presagio para la zona, decenas de jóvenes venidos de muy lejos perdían su vida en las carreteras destino a la ruta o cuando se iban de ellas , la ruta empezaba a cobrar mala fama , una fama mal merecida que llegaría a lo mas alto en 1993 .

1993 empieza la decadencia

En 1993 fallecía el DJ de espiral tras suicidarse en directo a través del programa de radio que emitía los miércoles por la tarde de musica de los 80 ,eran tiempos tristes en la ruta ,pero como en la vida todo sigue ,la ruta seguia su camino hacia la fiesta mas vibrante , Puzzle empezaba a cerrar sus sesiones con el My Way de Nina Simone ,una verdadera joya musical que daba cierre a la loca sesión nocturna, la zona era ya archí conocida y el RENOMBRE DE LA RUTA DEL BACALAO SONO CON FUERZA lo que le valió para llenar la zona aun mas si cabe de foráneos y extranjeros ,multitud de madrileños y catalanes invadieron la ruta, no fue por culpa de ellos ,pero lo cierto es que la zona empezó a ser demasiado conocida y la droga fluia por las salas como nunca antes lo había hecho, muchos accidentes de trafico tambien supusieron una gran vigilancia sobre la ruta que poco a poco fue perdiendo su brillo ,la decadencia comenzó en 1994 …

1994 La decadencia de la ruta
1994 La gente de repente empezó a dejar de ir por las salas Míticas ,En chocolate podías aparcar incluso en la misma puerta cuando apenas 2 años antes tenias que aparcar el coche en la misma acequia ,Puzzle iba a trompicones y Barraca se llevo la peor parte, cerraba sus puertas y las abría de nuevo sin rumbo alguno, la multitud de controles policiales que se impusieron en la zona hicieron imposible las ansias de libertad que años antes se acontecían en la zona de la ruta. Las discotecas flojeaban como nunca antes lo habian hecho, pronto apareció la sombra que se veía venir ,discotecas míticas como ACTV y Espiral se veían condenadas a cerrar , y otras a cambiar de política abriendo sus salas antes de las 00:00 . Poco a poco la ruta fue perdiendo su color y su misticismo ,ese misticismo que la había hecho auténticamente libre y diferente a todo .

1995 muerte de un mito

1995 fue el año en el que un mito apago su deslumbrante luz y tal como apareció se fue por siempre , La gente dejo de ver la ruta como antaño habia sido y ese misticismo se perdió a través del tiempo como lagrimas en la lluvia … Las noches de Valencia cambiaron por completo desde entonces ,y solo hoy entre alguna loca sesión de Remember se puede atisbar lo que fue la ruta mitica Destroy ,una ruta de ocio nocturno donde no parecía haber limites ,donde la gente se proclamo libre por siempre y donde muchos dejaron su joven alma . Hoy por hoy se puede decir que ya no queda nada de ese espíritu nocturno de ese grito en el cielo de vivir sin dormir ,de ese grito que proclamo libertad y que con el tiempo perdió su fuerza ,la ruta había muerto …pero en nuestros corazones seguirá vivo su recuerdo …

Atrás quedan en el recuerdo, para muchos treintañeros y cuarentones, nombres, algunos de ellos míticos, como Barraca, Chocolate, Spook Factory, Espiral, NOD, Puzzle, ACTV, El Templo, Heaven, Zona, Galaxy, Villa Adelina, Arsenal, Looping, Coliseum, Acción, El Torero, Metrópolis, Oggi, Delfos, Yucas, etc.

Sin enbargo la discoteca Barraca sigue muy viva, llenandose cada fin de semana con nuevas generaciones y recibiendo djs de fama mundial de techno y minimal como Ellen Alien, Ricardo Villalobos, Tania Vulcano o Dave Clarke.

Mas Información:  La Ruta del Bacalao